¿Por qué no te contratan en Google?
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal, Carrera y negocios

El vicepresidente de recursos humanos de Google explica los errores que debes evitar si al menos quieres que te llamen para hacer la entrevista.

A lo largo de mi carrera he enviado cientos de currículums para solicitar muchos puestos de trabajo diferentes. He revisado personalmente más de 20.000 currículums. Y en Google a veces recibimos más de 50.000 en una sola semana.

He visto un montón de currículums.

Algunos son brillantes, la mayoría simplemente están bien, y muchos otros son un completo desastre. Lo peor de todo es que durante 15 años he visto a los candidatos cometer los mismos errores una y otra vez, y tan solo uno de ellos puede hacer que rechacen automáticamente tu candidatura. Lo más deprimente es que la mayoría de las personas que son rechazadas por estos errores tontos parecen ser personas totalmente cualificadas. Sin embargo, en un mercado laboral altamente competitivo, los responsables de contratación no permiten concesiones. El más mínimo error hará que te rechacen a pesar de tu talento y opten por otro candidato.

Sé que es un tema del que ya se ha hablado mucho en LinkedIn, pero creo que hay que ir más allá. Estoy seguro de que tu currículum tiene al menos uno de estos errores.

Si quieres evitar que tu candidatura sea rechazada de buenas a primeras por un simple error, ten en cuenta lo siguiente.

1. Errores tipográficos

Parece obvio, pero sucede una y otra vez. Una encuesta de CareerBuilder llevada a cabo en 2013 descubrió que el 58% de los currículums contiene errores tipográficos.

De hecho, las personas que elaboran sus currículums con más atención son especialmente vulnerables a este tipo de error, ya que acaban cometiendo algún error después de cambiar las cosas muchas veces para que suenen a la perfección. Puede que el sujeto y el verbo no coincidan, que pongas un punto donde no debas o que la fecha esté mal alineada. Me encuentro este tipo de errores en currículums de personas muy cualificadas a diario.

Los errores tipográficos son fatales porque los empleadores los interpretan como una falta de atención al detalle que refleja que el candidato no se preocupa por la calidad. ¿Cuál es la solución?

Lee tu currículum vitae con suma atención: invertir el orden normal ayuda a centrarte en cada línea de forma aislada. O simplemente pide que alguien lo corrija.

2. Longitud

Una buena regla de oro es escribir una página por cada 10 años de experiencia laboral. Es difícil, ¿verdad? Pero los empleadores no van a leer un currículum de 3, 4 o 10 páginas. Tal y escribió Blaise Pascal:

"Os hubiera escrito una carta más corta, pero no he tenido tiempo".

Un currículum resumido demuestra tu capacidad de sintetizar, establecer prioridades y transmitir la información más importante sobre ti. Piénsalo de esta manera: el único objetivo de un currículum es conseguir una entrevista, no convencer al empleador de que te contrate (para eso está la entrevista) o para contar la historia de tu vida (para eso tienes a tu pareja).

Tu currículum vitae es la llave para la primera entrevista. En cuanto llegues a la oficina para la entrevista, el currículum no importará demasiado. Por lo tanto, resume tu currículum, es demasiado largo.

3. Errores de formato

A no ser que estés solicitando un puesto como diseñador o artista, debes esforzarte por conseguir un currículum claro y legible.

Utiliza una fuente de al menos 10 y unos márgenes de 1,25 centímetros, papel blanco, tinta negra, espaciamiento homogéneo entre líneas, columnas alineadas y pon tu nombre e información de contacto en cada página. Si puedes, comprueba el resultado no solo en Word, sino también en Google Docs, y luego adjúntalo a un correo electrónico y abre la vista previa. El formato puede cambiar cuando el documento se abre en diferentes plataformas. Una buena opción también es guardarlo como PDF, ya que el formato no cambiará independientemente de dónde se abra el archivo.

4. Información confidencial

En una ocasión recibí el currículum de un empleado de una importante empresa de consultoría. Esta empresa tenía una estricta política de confidencialidad: los nombres de los clientes nunca debían ser revelados. Sin embargo, el candidato escribió en su currículum: "Presto servicios de consultoría para una gran empresa de software en Redmond, Washington".

Existe un conflicto inherente entre las necesidades de tu empleador (guardar los secretos comerciales) y tus necesidades (demostrar lo bueno que eres para encontrar un trabajo mejor). Muchos candidatos intentan encontrar formas de “saltarse” esta política de confidencialidad. Es un error. Aunque este candidato no mencionó específicamente Microsoft, cualquier revisor habría averiguado a qué se refería. Tras analizar el currículum al detalle, descubrimos que al menos el 5-10% del currículum revelaba información confidencial. Para mí, como empleador, esto significa que nunca debería contratar a estos candidatos... a no ser que desee que los secretos comerciales de mi propia empresa circulen por correo electrónico.

Recuerda lo que dice el New York Times: si no te gustaría verlo en la página principal del NYT, entonces no lo pongas en tu currículum.

5. Mentiras

Esto me rompe el corazón. Poner una mentira en el currículum nunca es una buena idea. Todo el mundo, hasta directores ejecutivos, son despedidos por esto. La gente miente sobre sus estudios (tres créditos de un título universitario no es un título), su nota media (he visto a cientos de personas que "accidentalmente" han redondeado sus medias al alza, pero nunca he visto un redondeo accidental a la baja), dónde estudiaron (lo siento, un certificado online no es lo mismo que haber estudiado en la Universidad de California o en Seton Hall). La gente miente sobre cuánto tiempo ha trabajado en una empresa, el tamaño de sus equipos y sus resultados de ventas, siempre a su favor.

5 reglas falsas sobre la búsqueda de trabajo

Hay tres grandes problemas con las mentiras:

  1. En primer lugar, es muy fácil que te pillen. Internet, la verificación de referencias, y las personas que han trabajado contigo en la empresa en el pasado pueden revelar tu fraude.
  2. En segundo lugar, la mentira te seguirá allá donde vayas. Imagínate que tu mentira es descubierta 15 años más tarde justo cuando acabas de conseguir un importante ascenso, y te despiden. Intenta explicar eso en tu próxima entrevista.
  3. En tercer lugar, nuestras madres nos enseñaron mejor. En serio.

Ya sabes cómo echar a perder tu currículum, así que no lo hagas. Los encargados de contratación siempre están buscando a los mejores candidatos, así que no envíes un currículum lleno de errores.

La buena noticia es que, precisamente porque la mayoría de los currículums contienen errores, el mero hecho de evitarlos ya te hará destacar.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis