¿Dónde pasan sus vacaciones los banqueros de Wall Street?
Página principal Estilo de vida

¿Quieres ampliar un poco tu red de contactos profesionales en tus próximas vacaciones? Elige el destino correcto. Los periodistas de Bloomberg les han pedido a ocho financieros influyentes que revelen sus lugares favoritos para descansar – y han ofrecido sus propios consejos sobre cómo recrear los viajes.

Una aventura épica en Kenia: Whitney Tilson, fundador de Kase Capital Management

“Cada dos años, durante las vacaciones de Navidad, vamos a Kenia para visitar a mis padres y hermanas que viven allí”, cuenta Whitney Tilson. “A veces nos vamos de safari; este año subimos al monte Kenia. Cada vez que terminamos quedándonos una semana en la casa de la playa de mis padres en la paradisíaca isla de Lamu”.

Lo más destacado: Tilson y su familia pasaron los días en las playas de Lamu, navegando a vela, y viendo carreras de dhow (embarcación tradicional con velamen triangular y bajo calado) desde su barco. En Nairobi, visitaron un orfanato de elefantes y un santuario de jirafas. “Lo más divertido fue sostener una bolita de comida en la boca y dejar que la jirafa nos diera un beso”, dijo Tilson.

Hazlo tú mismo: Alójate en el Giraffe Manor, una propiedad emblemática en el suburbio de Karen, en Nairobi, y podrás alimentar a las jirafas de tu mesa de desayuno – son conocidas por meter sus cuellos largos a través de las ventanas del comedor del hotel. Arijiju y Angama Mara son los lugares retiro más lujosos si quieres hacer un safari. Si optas por una caminata al Monte Kenia, haz la reserva con African Ascents, la empresa que usó Tilson. Y cuando llegues finalmente a la playa, reserva su casa familiar para tu estancia.

Un lugar muy remoto en el Pacífico Sur: James Vanasek, director de VN Capital Management LLC

La poco conocida Isla de los Pinos, uno de los varios islotes a más o menos un kilómetro y medio al oeste de Fiji en Nueva Caledonia, parece como si estuviera “totalmente alejada de todo”, según dijo James Vanasek, quien viajó allí hace unas semanas con su esposa y dos hijos. “Piensa en playas vírgenes de arena blanca que tienes solo para ti”, señaló, explicando que sólo hay 2.000 habitantes en la isla – y restricciones muy estrictas con respecto a su urbanización.

Lo más destacado: Además de vela, buceo y senderismo, a la familia Vanasek les encantó nadar en una prístina piscina natural que se llena con las mareas en Oro Bay. Estaba rodeada de acantilados de coral y lleno de peces tropicales, y era como “estar en un tanque del Acuario Nacional”, dijo Vanasek.

Hazlo tú mismo: Llegar a la Isla de Pinos no es fácil. Desde Nueva York, por ejemplo, tendrás que volar a Noumea, capital de Nueva Caledonia, lo cual requiere dos conexiones – y un total de 24 horas de vuelo. Si te encuentras en Sídney, es mucho más rápido: los vuelos directos diarios tardan sólo tres horas. Desde Noumea, coge el ferry de dos horas a la Isla de los Pinos, donde se puedes alojarte en el hermoso hotel Le Meridien: tiene sólo 48 habitaciones y bungalows en el lado este de la isla, muy cerca de Oro Bay.

Reconectando en Israel: Elisha Wiesel, responsable de información en Goldman Sachs

En su viaje más reciente a Israel, Elisha Wiesel rezó el Kaddish, la oración judía de duelo, por su padre Elie Wiesel. (Puede que conozcas a este último por ser el ganador del Premio Nobel de la Paz que falleció en julio). “Siempre siento como si estuviera regresando a casa”, comentó Wiesel. La familia recorrió el país durante 10 días, con los niños flotando en el Mar Muerto, subiendo a la cima de Masada, recogiendo kumquats (naranjas enanas), y comiendo falafel (croquetas de garbanzos o habas). “Tienes una industria de alta tecnología a solo unos pasos de excavaciones arqueológicas”, dijo Wiesel sobre los atractivos del país.

Lo más destacado: la comida israelí se está haciendo cada vez más famosa en EE. UU., pero fue una comida francesa en Shiri Bistro, cerca de Tel Aviv, la que Wiesel recuerda con más cariño – eso y ver a su hijo forjar una profunda conexión con el país. ¿El mejor recuerdo? La esposa de Wiesel trajo a casa fragantes flores que recogió durante el viaje. “Todavía siguen en la mesa, llenando el aire con el perfume de las naranjas”.

Hazlo tú mismo: La familia Wiesel se alojó en el David Citadel en Jerusalén, en la ciudad de Herzliya se hospedaron en el Dan Accadia, en el Royal Hotel Dead Sea en el Mar Muerto, y luego en la casa privada Wadi Rosh Pina en las afueras de Tel Aviv. La familia estuvo conduciendo de un lugar a otro, pero vieron que las indicaciones de Waze tenían fallos – a pesar de que la aplicación tenía su sede en Israel. Por lo tanto, si prefieres un coche y un conductor (o simplemente darle tu itinerario a un agente de viajes, para fines logísticos), ponte en contacto con la especialista local Rachel Epstein.

Un viaje relámpago a la India: Marc Rowan, cofundador de Apollo Global Management

Muchos asumen que un viaje a la India requiere por lo menos una semana entera. Pero Marc Rowan y su familia – la diseñadora Carolyn Rowan y sus tres hijos – lo hicieron en sólo cinco días con la ayuda de un guía de primera categoría. Se centraron en el estado de Rajastán, donde visitaron Jaipur y Udaipur, y luego visitaron el Taj Mahal en Agra, en el estado cercano de Uttar Pradesh.

Lo más destacado: La familia Rowan fue testigo del arte del Jal Sanjhvi (dibujar sobre el agua usando polvos de colores), pasearon por los mercados y usaron tuk-tuks (vehículo triciclos motorizados) para ir a los restaurantes locales, donde se atiborraron de pan naan. En sus hoteles – la mayoría Oberois – fueron recibidos con un “Namaste” y les pusieron puntos rojos en la frente. Pero ver el Taj Mahal fue lo más destacado para ellos. Era “impresionante por su tamaño, simetría y detalles incrustados de gemas”, dijo Carolyn.

Hazlo tú mismo: Haz las reservas con Indagare, el proveedor de viajes que ayudó a Carolyn a planificar el viaje, o crea un itinerario que incluya sus hoteles favoritos: el Rambagh Palace en Jaipur y los hoteles Oberoi en Agra y Udaipur.

Las vacaciones de golf definitivas en Escocia: Mike Jackson, vicepresidente ejecutivo de mercados de capital de Supernova Companies

Mike Jackson, residente en Chicago, hizo un viaje de dos semanas a Escocia para jugar al golf, con tres buenos amigos el verano pasado. “Todos los golfistas tienen que ir allí al menos una vez”, dijo Jackson. Planearon su viaje en julio para poder asistir al campeonato de Royal Troon; un amigo de Comcast les consiguió asientos en la torre del Golf Channel, donde vieron la ronda final como si estuvieran en una zona VIP.

Lo más destacado: Aparte del acceso exclusivo a campeonato, Jackson y sus amigos jugaron en cinco campos: St. Andrews, Aberdeen Real, Trump Turnberry, Trump Aberdeen y Cruden Bay. Cruden fue el que les causó mayor impresión. “Teníamos todo lo que estábamos buscando”, dijo Jackson. “Hacía mucho frío – cerca de 0 grados – y la lluvia venía de lado, con vientos muy fuertes. Sin embargo, los caddies nunca se inmutaban. Ha sido el peor tiempo que he tenido en un campo de golf, así como uno de los mejores”. Un arrepentimiento: no haber probado los haggis.

Hazlo tú mismo: Haz lo que hizo Jackson, y divide tu estancia entre tres lugares: Turnberry Resort, Macleod House y Fairmont St. Andrews.

Esquiando en las pistas de Whistler: William Ettelson, gerente de cartera en Wolfe Global Capital

Este pueblo canadiense de montaña al norte de Vancouver tiene un ambiente internacional discreto que les atrae a William Ettelson y a su familia. Su esposa, Adelina Wong Ettelson, responsable de marketing de las tendencias en bienes raíces en el Mandarin Oriental Hotel Group, le habló a Bloomberg de su viaje familiar en diciembre. “La Navidad en Whistler es mágica”, dijo. Pero a la familia le encanta ir en verano también, cuando pueden divertirse haciendo senderismo, montando en bicicleta, tirándose por tirolinas o practicando piragüismo. “El verano es incluso mejor que el invierno”.

Lo más destacado: Este invierno, la familia Ettelson disfrutó de actividades como Santa Skate en la pista del Parque Olímpico, y haciendo piruletas de jarabe de arce. Después del esquí: una ronda de Manhattans en el Salón Mallard del Fairmont o unas pintas en el pub Dublin Gate.

Hazlo tú mismo: A los Ettelson les encantó la Whistler Sports Academy para niños y adultos, tanto en verano como en invierno. Allí se ponen en contacto con Jamie Grant u Oliver Nixon para los campamentos deportivos de verano y clases privadas de esquí. Ve a almorzar a la Trattoria di Umberto en Whistler Village. Para “la mejor pizza del mundo”, dirígete a Creekbread. Para una cena romántica opta por Scandinave Spas, después de un día en las pistas de esquí. Luego retírate a tu propio chalet, cortesía de Whistler Platinum.

Realizando obras de caridad en Sudáfrica: Andrew Klaber, analista de Paulson & Co.

Andrew Klaber dijo que le encanta ir a la provincia costera de KwaZulu Natal, en Sudáfrica, para explorar la belleza natural y visitar los programas de educación financiados por la organización Even Ground sin fines de lucro, que comenzó en 2002. Para un descanso adicional, pasa unos días en Durban. “El paseo marítimo a lo largo del Océano Índico es precioso”, dijo Klaber de la poco apreciada ciudad sudafricana.

Lo más destacado: En un viaje reciente, Klaber se unió a Jackie Carter, vicepresidenta de Goldman Sachs, y otros cuantos, para ver cómo eran las clases en las escuelas; en otra escuela, los estudiantes cantaron y bailaron en honor de su visita. Luego recorrieron un monasterio con la hermana Priscilla Dlamini.

Hazlo tú mismo: Los viajeros interesados ​​en trabajar con Even Ground pueden ponerse en contacto con ellos. Hospédate en el hotel Honeywood de seis habitaciones en Port Shepstone, el cual Klaber recomienda personalmente. Es un sitio ideal para jugar al golf y abundantes reservas naturales, como Oribi Gorge y el Lago Eland. En Durban, alójate en el Concierge, otro hotel pequeño pero muy cómodo.

Viaje por la Costa Azul, pero no en yate: Peter Nolan, director de préstamos sindicados, ventas y operaciones en Antares Capital

“La costa y el campo [de la Riviera francesa] son ​​preciosos”, dijo Peter Nolan, a quien le gusta alquilar una villa allí con su familia y amigos para unos días de relax. El ataque terrorista de Niza en julio “no debería disuadir a la gente de visitar la zona”, agregó.

Lo más destacado: No hay nada como una caminata de verano a lo largo del Paseo de los Ingleses, la avenida principal junto a la playa de Niza, dijo Nolan. Para mezclar, la familia toma excursiones de un día a Aix-en-Provence, Eze y Grasse. Entonces, para más de un ambiente cosmopolita, la familia hace excursiones de un día a Cannes y Monte Carlo, Mónaco.

Hazlo tú mismo: Según Nolan, la clave están en asegurarse de que la casa de alquiler incluye los servicios de un chef dedicado. La Mediterranée y St. Paul de Vence, dos casas que aparecen en el sitio web Villas of Distinction, serían buenas candidatos para un viaje este verano.

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis