8 consejos profesionales de Séneca
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal, Carrera y negocios

Todos sabemos que los filósofos clásicos eran muy sabios y que podemos aprender muchas cosas de ellos. Lo que quizás no sabías era que algunos de sus consejos pueden aplicarse incluso a cómo nos comportamos en el trabajo. Averigua qué podemos aprender de Séneca.

"La naturaleza del Universo es tal que los fines nunca pueden justificar los medios. Por el contrario, los medios siempre determinan el fin", - Aldous Huxley

  1. ¿Dónde pasas (sí, pasas) la mayoría de tus horas de vigilia?
  2. ¿Estos ambientes te permiten desarrollar y expresar tus ideales?

Asignar un pensamiento sustancial a estas preguntas es esencial si nos comprometemos a avanzar hacia nuestro yo superior, ya que las influencias a las que nos exponemos conformarán innegablemente nuestra actitud, nuestra conducta y nuestra trayectoria.

Mi respuesta a la primera pregunta es doble: en casa y en el trabajo. Incluyendo el tiempo que paso en ir y volver, en mi último trabajo pasaba 10 horas trabajando para otra persona.

Normalmente duermo entre 6 y 7 horas, paso entre 1 y 2 horas cocinando y comiendo, y alrededor de 2 horas meditando y haciendo yoga. También me gusta leer, trabajar con fotos, escaparme a las montañas, escribir cartas a mis amigos y familiares, sentarme y reflexionar, cuidar a mi familia, prestar atención a la higiene personal y poder unirme a planes inesperados. Pero espera un minuto…

¿No me he quedado ya sin tiempo?

"No es que tengamos poco tiempo para vivir, sino que desperdiciamos demasiado. La vida es lo suficientemente larga, y si la invirtiéramos bien, tendríamos mucho tiempo para los mayores logros", - Séneca

Séneca (4 aC - 65 dC) fue un filósofo, estadista, dramaturgo y humorista romano. Recientemente he analizado las observaciones de Séneca sobre lo corta que es la vida. Una lectura inicial me había dado la sensación de que Séneca nos aconsejaba jubilarnos de inmediato, y que todo trabajo debería ser considerado como tiempo perdido.

Lección número 1

"La gente está encantada de recibir pensiones y pagos del gobierno, dinero que emplean de diversas formas. Pero nadie es consciente del valor del tiempo: los hombres lo emplean como si no costara nada. Por lo que te alejas de la multitud, y como has sido sacudido por la tormenta más de lo que tu edad merece, debes por fin retirarte a un tranquilo puerto", - Séneca

Sin embargo, tras una segunda lectura, empecé a analizar sus reflexiones bajo una luz diferente. Lo que el filósofo estoico parece estar recordándonos puede llevarse al plano familiar: El tiempo es precioso. Y en lugar de aplicar este conocimiento únicamente a lo que consideramos nuestro tiempo libre, podemos optar por integrar esta filosofía en todos nuestros compromisos, y así reclamar todas las horas como nuestras.

Lección número 2

"Cuando la abundancia de riquezas cae en manos de un mal dueño, lo despilfarra todo en un momento, pero la riqueza en buenas manos, aunque sea modesta, aumenta con el uso, por lo que nuestra vida se extiende si la gestionamos bien", - Séneca

Así que. ¿Qué implica gestionar bien la vida? Según Séneca debemos dedicar una gran cantidad de tiempo al ocio, dando prioridad a la comprensión de la propia vida, y no entregar tu bien más preciado a cualquier persona que no sea consciente de su verdadero valor.

Inspirado. Incluso admirable. Pero no es necesariamente práctico desde un principio para aquellas personas que quieren poder pagar las facturas, comer bien, comprar sus libros o discos favoritos y recorrer el mundo en cualquier momento. Perdóname por hacer hincapié en lo obvio, pero para un idealista como yo, esto fue una vergonzosa revelación: la vida moderna requiere dinero.

¿Por qué trabajamos? Una vez que hayas respondido a esa pregunta, podemos pasar al dominio de cómo podemos trabajar. Lo primero que hay que hacer es establecer el por qué; Aprovechando el por qué como motivación, debemos centrarnos en el cómo.

Lección número 3

"Recuerda cuando siempre estabas a tu disposición; Cuando tu rostro llevaba su expresión natural; Cuando tu mente no se alteraba; Cuántas personas han saqueado tu vida cuando no eras consciente de tus pérdidas; Cuánto has perdido a través de las seducciones de la sociedad; Lo poco que te queda de ti mismo", - Séneca

No tenemos que saquear nuestra vida, ignorar las pérdidas o renunciar a nuestras expresiones naturales; en cambio, podemos cambiar cómo nos planteamos nuestro trabajo, y considerar el tiempo gastado en él como "a nuestra disposición". Al emplear las ideas de Séneca y aplicarlas a la vida moderna y práctica, podemos infundir nuestro ethos de trabajo con un sentido de profunda gratitud, intención vívida e - incluso - asombro.

Antes trabajaba como azafata en un yate privado. Los estándares de limpieza eran excepcionalmente altos: estoy hablando de limpiar las juntas de los azulejos del baño - algo en lo que se tardan horas. Para empezar, durante esas horas tenía la sensación de que se me estuviera durmiendo la mente. Pero entonces un amigo que me cambió la vida me dio este consejo: "Haz que funcione para ti".

Lección número 4

"Todo el mundo vive su vida con prisa entre el anhelo del futuro y la conciencia del presente. Pero el hombre que pasa el tiempo ocupándose de sus propias necesidades, organizando todos los días como si fuera el último, ni anhela ni teme al día siguiente", - Séneca

Esto lo cambió todo. ¿De qué necesidades podría hacerme cargo durante esas horas? Para empezar, compré un altavoz, descargué algunas conferencias de Alan Watts, y entré en esas cámaras de mármol con una perspectiva totalmente diferente. Mientras frotaba, me centraría en mi respiración. Mientras pulía, escucharía. Mientras pasaba el trapo, contemplaría. De repente ya no estaba entregando mi día a actividades aparentemente sin sentido, ¡me estaban pagando por filosofar y enriquecer mi comprensión de la existencia!

Lección número 5

"La verdadera felicidad es disfrutar del presente, sin depender del futuro, no divertirnos con esperanzas o temores, sino descansar satisfechos con lo que tenemos. Las mayores bendiciones de la humanidad están dentro de nosotros mismos y están a nuestro alcance. Un hombre sabio se contenta con su suerte, sea cual sea, sin desear lo que no tiene", - Séneca

Eckhart Tolle hace referencia a esta idea al trabajar con personas aburridas con su trabajo. Sugiere que en tal caso, los esfuerzos de uno mismo deberían centrarse no en intentar encontrar utilidad en el trabajo en sí, sino utilizando el entorno de trabajo como telón de fondo - una oportunidad - para practicar la presencia y la vigilancia.

Este tipo de práctica, como he experimentado personalmente, es más accesible cuando las tareas que tienes que llevar a cabo son sencillas.

Es posible que algunos de vosotros estéis comprometidos con un trabajo que ya os gusta. Un trabajo que te hace saltar de la cama cada mañana y que estás deseando empezar.

Pero para otras personas, el trabajo no es más que una forma de ganar dinero para pagarse el siguiente proyecto, un vuelo para las vacaciones o el alquiler. Aquí es donde lo que David Foster Wallace llama "el trabajo de elegir" entra en juego.

Lección número 6

"Mientras trabajaba solía refugiarme en el consuelo, dulce aunque falso, de que algún día viviría para disfrutar", - Séneca

Podemos elegir sentirnos enfadados o aburridos por nuestro trabajo, o podemos elegir "vivir para complacernos" a nosotros mismos inmediatamente. De cualquier manera, es una elección que debemos tomar de forma consciente.

Lo que Séneca pretende que aprendamos es que, al dejar para más adelante lo que nos podría hacer disfrutar, lo único que estamos consiguiendo es perder un tiempo valioso que nunca podremos recuperar.

Lección número 7

"Siempre habrá razones para sentir ansiedad, ya sea debido a la prosperidad o a la miseria. La vida no es más que una sucesión de preocupaciones: siempre deseamos tener tiempo para el ocio, pero nunca llegamos a disfrutarlo", - Séneca

Al decidir aprovechar cada minuto que pasamos despiertos, independientemente de nuestras obligaciones, podemos maximizar el precioso tiempo que nos han regalado. Cómo lo hagamos depende de nuestros ideales y prioridades.

Para mí, por ejemplo, aprovechar el tiempo significaba sentarme bajo el sol durante el descanso del café. Emplear mi hora del almuerzo para ir a correr o nadar, leer un libro y comer algo. Significaba prestar atención a mi postura si estaba planchando durante horas, o escuchar con atención lo que mis compañeros de trabajo realmente querían decir en vez de simplemente escuchar las palabras que salían de sus bocas. Al final de días como estos, me sentía muy satisfecho. Vi cómo desaparecía la frontera entre las horas de trabajo y de ocio. Y lo más importante de todo, realmente me sentía como si estuviera viviendo mi vida, aprovechándola al completo sin posponer nada. Y si eso es lo que buscamos, aprender a vivir, no puedo pensar en un mejor momento para empezar que mañana mismo.

Lección número 8

"Vivir es la actividad menos importante del hombre preocupado; Sin embargo, no hay nada que sea más difícil de aprender. Se pueden encontrar profesores para cualquier cosa, pero en aprender a vivir se tarda una vida entera", - Séneca

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis