Desde McDonald's hasta la lista Forbes: ¿dónde empezaron los millonarios de hoy?
Página principal Estilo de vida

Donald Trump recogía botellas, Jeff Bezos hacía hamburguesas en McDonald's, Warren Buffett repartía periódicos, y el Papa trabajó como portero en un bar.

Desde cocinero de McDonald’s a camarera en Hooters, mostramos los primeros trabajos menos glamurosos que han tenido 24 personalidades de éxito.

El presidente Donald Trump recogía botellas

El líder de los EE. UU. creció en medio de la riqueza, pero su padre quería que aprendiera rápido el valor del dinero. Cuando era niño su padre lo llevaba a lugares de construcciones para que él y su hermano recogieran botellas de soda vacías y las canjearan por dinero, según Trump comenta a Forbes. Afirma que no ganó mucho con ello pero le enseñó a ganarse la vida.

El presidente Barack Obama ponía helados

Mientras se hacía mayor en Honolulu, Obama consiguió su primer trabajo en la barra de Baskin-Robbins, según publica Time.

Jeff Bezos trabajaba en la plancha de McDonald's

El fundador y director ejecutivo del mastodonte del comercio de Internet, Amazon, comenzó trabajando en la plancha de McDonald's durante los veranos de sus años de adolescencia, según informa el libro "Golden Opportunity: Remarkable Careers That Began at McDonald's".

"Lo más desafiante era conseguir que saliera todo a buen ritmo en los momentos de avalancha”, afirma Bezos. “El gerente de mi McDonald’s era excelente. Tenía contratados a muchos chavales y nos mantenía concentrados aunque también nos lo pasábamos bien".

Doug McMillon trabajó en un centro de distribución de Walmart

El actual director ejecutivo de Walmart comenzó a trabajar en la compañía como auxiliar por horas durante el verano en el centro de distribución de Walmart a la edad de 18 años, en 1984. Dejó la compañía para estudiar una carrera universitaria, pero en 1990 McMillon se reincorporó a las filas de Walmart mientras cursaba su MBA, como subdirector de una de sus tiendas antes de pasar al sector de merchandising, donde se formaría en compras, según indica Walmart. Trabajó para su ascenso a puestos superiores con varias funciones de liderazgo senior, convirtiéndose en director ejecutivo en 2014.

Robert Herjavec se dedicaba a cobrar impagos

Tras graduarse por la Universidad de Toronto en 1984, y mucho antes de convertirse en un célebre inversor a través de "Shark Tank", Herjavec encontró su primer trabajó como cobrador de impagos.

"Si cree que trabajar cobrando impagos no es la mejor forma de lanzar su carrera profesional, está equivocado”, Herjavec escribe en su libro "You Don't Have to Be a Shark". "Aprendí mucho de este trabajo, y algunas lecciones – muy valiosas – me acompañan incluso hoy en día”.

Una de ellas es que los grandes vendedores centran su energía solo en objetivos serios, y que la empatía es en muchas ocasiones más eficaz que la agresividad a la hora de vender.

Mark Cuban vendía bolsas de basura

Cuando el propietario y empresario de Dallas Mavericks pidió a su padre que le comprara unas nuevas y caras playeras, este le dijo que consiguiera un trabajo.

Cuban tenía 12 años cuando le preguntó a su padre cómo creía que podía encontrar trabajo, y fue entonces cuando apareció uno de los amigos de su padre diciendo que tenía unas bolsas de basura y necesitaba venderlas. De este modo Cuban fue vendiéndolas de puerta en puerta por 3 dólares más de lo que le habían costado.

Lloyd Blankfein vendía snacks en el Yankee Stadium

Como director ejecutivo de Goldman Sachs, Blankfein es una de las personas más influyentes de Wall Street.

Pero consiguió ascender desde lo más bajo. Según su biografía "Money and Power: How Goldman Sachs Came to Rule the World", Blankfein creció entre los proyectos de construcción de Brooklyn y desempeñó su primer trabajo como vendedor en las concesiones de los puestos de comida del Yankee Stadium.

Richard Branson era criador de aves y arborista

Branson, el multimillonario fundador del Grupo Virgin, ha trabajado por cuenta propia desde el primer día.

A los 11 años, Branson afirma en un post de LinkedIn, que él y su mejor amigo, Nik Powell, comenzaron a criar periquitos para venderlos como mascotas a sus compañeros de clase. Los pájaros se empezaron a multiplicar tan rápido que se dedicaron a venderlos, de manera que se iniciaron en un mercado diferente.

Cuando llegó la Navidad, compraron pequeños abetos y esperaron a que crecieran para obtener un beneficio – pero las ardillas los destrozaron antes, según escribe.

Beth Comstock trabajó en una fábrica a Rubbermaid

La primera vicepresidenta mujer de General Electric supervisó la creación del servicio de streaming Hulu, pero antes de iniciarse en el mundo profesional, aprendió a valorar el duro trabajo en una fábrica Rubbermaid productora de menaje de cocina.

Explica en un post de LinkedIn que consiguió este trabajo de verano tras su primer año de universidad, a modo de descanso del curso académico, pero se llegó a saturar completamente. Todavía se siente orgullosa de haber aprendido a trabajar en equipo para superar los difíciles meses de trabajo.

Neil Vogel vendía esmóquines en un puesto en Filadelfia

El director ejecutivo de Dotdash (antes About.com) ha dicho que su primer trabajo real consistía en alquilar esmóquines a chavales para sus bailes de graduación y bodas.

“Debido al plan de comisiones por el que no se pagaban comisiones sobre alquileres básicos, pero sin embargo se pagaban 10 dólares aproximadamente cada vez que se alquilaba un esmoquin de cola o un terrible conjunto de chaleco con tirantes, empleamos todos nuestros esfuerzos en intentar alquilar a la gente las prendas más ridículas posibles”, comentó admitiendo que él y un colega hacían apuestas paralelas (se apostaban una comida en el Food Court), sobre quién alquilaba ese día antes la pieza más fea.

"Los trabajos en ventas van siempre acompañados de grandes lecciones sobre el trato hacia la gente y por supuesto, las habilidades en las ventas son valiosísimas”, afirmó Vogel. “Sin embargo, dada la sorprendente cantidad de dinero que ganamos, quizás lo más importante que aprendí es el ser escéptico sobre las comisiones que se pagan por la venta de un artículo”.

El Papa Francisco fue portero en un bar de copas

Antes de que Jorge Mario Bergoglio se hiciera sacerdote Jesuita, se convirtiera en el Arzobispo de Buenos Aires, y seguidamente en Cardenal para finalmente conseguir la corona papal – convirtiéndose en el Papa Francisco – desempeñó una serie de trabajos poco glamurosos.

Según la Catholic News Service, en su juventud, el pontífice realizaba tests en un laboratorio químico, barría suelos como conserje y trabajaba de portero en un bar.

Kat Cole fue empleada estrella en Hooters

Antes de que Cole se convirtiera en la presidenta de Cinnabon y más tarde en presidenta del grupo FOCUS Brands, trabajó en Hooters durante 15 años, donde comenzó como azafata a los 17, ascendiendo finalmente a vicepresidenta cuando tenía 26.

Como empleada estrella, Hooters le pidió ir a Australia para ayudar a abrir una franquicia y pasó gran parte de sus primeros 20 años formando a empleados y gerentes en todo el mundo, según publica Fortune.

John Paul DeJoria construía y vendía cajas de flores

El cofundador de John Paul Mitchell Systems y de Tequila Patrón, comentó hace tiempo que cuando era un niño su familia no tenía mucho dinero, y por ello se puso a trabajar desde muy temprana edad fabricando cajas de flores por 25 centavos y vendiéndolas por 50 centavos.

“A los 11 años llevaba una ruta de reparto de ejemplares del LA Examiner, con lo que ganaba 33 dólares al mes”, según afirmó. “Le daba el dinero a mi madre para que viviéramos más holgadamente. Era un honor tener trabajo”.

Warren Buffett repartía periódicos

Buffett se ha preocupado constantemente por ganar y ahorrar dinero desde que era un chaval. Actualmente, el valor estimado del presidente y director ejecutivo de Berkshire Hathaway, de 61.200 millones de dólares, según Forbes, lo convierte en una de las personas más ricas del mundo.

A los 13 años, Buffet pasaba las mañanas repartiendo ejemplares del Washington Post, según publicaba Bio. El mismo año invirtió 1.200 dólares de sus ahorros en 40 acres de terreno.

Oprah Winfrey trabajaba en una frutería

El imperio mediático de Winfrey la convirtió en la primera mujer negra multimillonaria – cuyo valor se estima actualmente en 3.000 millones de dólares, según Forbes. Antes de llegar a lo más alto tuvo que luchar para abrirse camino en una difícil infancia de pobreza.

Cuando vivía con su padre en Nashville siendo una adolescente, trabajaba en una frutería en la esquina próxima a la barbería de su padre, según publica Forbes.

Michael Dell lavaba platos

Como fundador y director ejecutivo de Dell Inc., Dell experimentó un ascenso hacia el poder durante el auge de los ordenadores personales. Actualmente Dell tiene un valor estimado de 18.700 millones de dólares, según Forbes. Pero antes de contribuir a que los ordenadores personales se convirtieran en el furor de las masas, Dell desempeñó su primer trabajo fregando platos para un restaurante chino a los 12 años, según informa Bio.

David Murdock bombeaba gas

Murdock, el presidente y director ejecutivo de Dole Foods de 91 años, convirtió a la compañía en el productor y comercializador más grande del mundo de fruta y verdura. Su valor se estima actualmente en 2.900 millones de dólares, según Forbes, pero creció en la pobreza y le echaron del instituto en el noveno curso.

Tras abandonar la escuela, Murdock trabajó en una estación de gas hasta que fue reclutado por el ejército en 1943, según publica Forbes.

Bernie Sanders trabajó como carpintero y director de documentales

Tras obtener su licenciatura en ciencias políticas en 1964 por la Universidad de Chicago, donde fue miembro activo del movimiento local por los derechos civiles, Sanders desempeñó una serie de extraños trabajos, desde carpintero a director de documentales, antes de ser elegido alcalde de Burlington, Vermont, en 1981, y senador por Vermont, en 2007.

Hillary Clinton supervisaba actividades en los parques

Clinton escribe en su autobiografía "Hard Choices" que su primer trabajo en el que recibió un sueldo, aparte del de canguro, fue a los 13 años como supervisora de un pequeño parque a unos kilómetros de su casa, en el barrio de Chicago, Park Ridge, Illinois.

La antigua secretaria de estado y senadora de EE. UU. afirma que tenía que arrastrar un vagón lleno de bolas, murciélagos y cuerdas de saltar de un lado a otro, tres días a la semana durante ese verano.

“Mis padres creían en la confianza en uno mismo y en el trabajo duro, y se aseguraban de que sus hijos aprendieran el valor de un dólar y apreciaran la dignidad de un trabajo bien hecho”, escribe.

Jacki Zehner vendía perritos calientes en los partidos de hockey

En 1996, la presidenta fundadora de la obra benéfica Women Moving Millions se convirtió en la primera mujer socia de Goldman Sachs.

Previamente había pasado sus primeros años de adolescente en Canadá trabajando en la concesión de los puestos de comida en los juegos de su equipo local, los Kelowna Buckaroos. En un post de LinkedIn comenta que el tiempo que pasó trabajando en un puesto de gran movimiento, haciendo transacciones rápidas, fue un perfecto entrenamiento para operar en el parqué de Wall Street.

T. Boone Pickens repartía periódicos

El presidente de BP Capital Management, dedicada a fondos de cobertura, reveló su agresiva destreza en los negocios durante su juventud.

Al igual que Buffett, Pickens era repartidor de periódicos. A los 12 años extendió su ruta de reparto de 28 a 156 domicilios asumiendo las rutas de sus competidores, según publica Forbes. Afirma que esto le enseñó el valor de expandir un negocio mediante una adquisición.

Michael Bloomberg trabajaba de auxiliar de aparcamientos

Al anterior alcalde de Nueva York se le estima un valor actual de 51.500 millones de dólares, según indica Forbes, pero procede de una familia de clase media. Cuando era estudiante en la Johns Hopkins University, trabajaba como auxiliar de aparcamientos para poder pagar sus préstamos universitarios.

Madeline Albright vendía hojalata

Albright se convirtió en la primera mujer secretaria de estado bajo el mandato del presidente Bill Clinton. Entró en EE. UU. como refugiada política procedente de Checoslovaquia, debido a que su familia anti soviética se encontraba en peligro por causa del partido comunista en su país, según Bio.

Consiguió su primer trabajo vendiendo hojalata en una tienda de Denver, según informa a Forbes, y añade que probablemente no ganó casi nada pero aprendió a tratar con la gente en situaciones difíciles.

Charles Schwab vendía nueces y pollos

Schwab fundó la Charles Schwab Corporation, una firma de corretaje y banca que actualmente tiene un valor de aproximadamente 6.000 millones de dólares, según publica Forbes. Comentó a la revista de los alumnos de Stanford que poseía un espíritu emprendedor desde una edad muy temprana.

Schwab creció en una familia de clase media-alta en Sacramento, California, pero quería ganar su propio sueldo, y cuando era un crío recogía y vendía nueces, y criaba pollos en su patio trasero, vendiendo algunos de ellos y destinando otros a poner huevos para la venta.

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis