Mega Ad
Cómo cada día te ayuda a estar un paso más cerca de tus metas
Photo by Arthur Mola/Invision/AP
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal

Hay una vieja cita de Woody Allen que dice que "el 80% del éxito se basa en aparecer". Esta cita se utiliza para motivar a la gente a empezar a trabajar en lo que quieren lograr y me ha llegado incluso a ayudar cuando pensaba sobre el significado de la competencia. Pero resulta fácil no entender lo que realmente significa basándonos únicamente en esta pequeña cita. El 80% del éxito está garantizado con simplemente aparecer. Cada Día.

De la aspiración difusa a la meta

La mayoría de las personas tienen aspiraciones difusas. Si les preguntas qué es lo que quieren, te dirán algo del estilo de "más dinero" o "una familia feliz", o "un buen trabajo y un buen coche". Puede que algunos te den más detalles, como el número de hijos que quieren tener o cuánto dinero planean ganar, pero estas aspiraciones rara vez pasan a ser "metas".

Los objetivos, a diferencia de las aspiraciones difusas, incluyen una serie de cosas que deben suceder con el fin de alcanzarlos.

El proceso de pasar de aspiraciones difusas a objetivos es algo a lo que merece la pena prestar atención. El hecho de aparecer requiere que te preguntes qué es lo que quieres alcanzar.

¿Quieres "ganar más dinero"? Pide dinero en la calle. Ganarás algo ese día.

¿Quieres "perder algo de peso"? Sal a correr y ve al baño.

Pero, ¿quieres establecer un sistema que te ayude a ganar el doble de lo que ganas en un mes?

¿Quieres perder 10 kilos para el verano y ganar fuerza y vitalidad?

Para alcanzar estos objetivos tendrás que hacer un poco de trabajo sistematizado.

Pasa de la meta al hábito

El hecho de aparecer no es suficiente. La cita de Woody Allen implica que tienes que aparecer todos los días. Aparecer una vez en la búsqueda de tus metas te dará ventaja sobre las personas que solo tienen aspiraciones difusas.

Una vez que tengas claro cuál es tu objetivo y lo que tienes que hacer para alcanzarlo, aparece todos los días. Empieza a desarrollar un hábito.

Si quieres ganar fuerza, elabora un sistema para ir al gimnasio. No puedes ir al gimnasio una vez. Realmente tienes que establecer sistemas para asegurarte de ir todos los días.

Es posible que no tengas que aparecer físicamente todos los días, pero tienes que hacerlo alguna vez. Tienes que empezar a construir los bloques de la casa que será mejor para ti.

Cuando pasas de objetivo a hábito, habrás superado al 80% de tu posible competencia.

La gente hace las cosas por diferentes razones. Si eres una persona muy concienzuda, tendrás que fijar tus hábitos. Si eres una persona muy abierta, tus hábitos deben hacerte sentir creativo y que estás expresando tu verdadero yo. Fija unos hábitos en función de tu personalidad.

De hábito a eficacia

El objetivo de los hábitos es doble:

  1. En primer lugar, los hábitos te permiten participar en objetivos más amplios y desarrollar el condicionamiento mental y físico necesario para alcanzar un nivel superior.
  2. En segundo lugar, y más sutilmente, los hábitos que afectan positivamente a tu productividad aumentan tu sentimiento de autoeficacia.

La autoeficacia es la capacidad de verse capaz de lograr cosas. Al igual que un músculo, se desarrolla con su uso.

Si intentaras perder un tercio de tu peso corporal sin haber hecho sentadillas antes, seguramente lo dejarías a la primera de cambio y nunca volverías al gimnasio.

Si intentaras alcanzar tu objetivo final sin intentar alcanzar otras metas más pequeñas antes y sin desarrollar unos hábitos, lo más probable es que abandones.

Desarrolla tu autoeficacia desarrollando de forma regular hábitos y alcanzando objetivos más pequeños. El hecho de aparecer todos los días hará que resulte más fácil.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis