Mega Ad
7 trucos que te ayudarán a ser más inteligente
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal, Consejos

Para mantenerte al día, tienes que estar aprendiendo constantemente. Estos trucos te ayudarán a conseguirlo.

Nuestro mundo está evolucionando más rápido que nunca. Para seguir siendo competitivos en los negocios y mantenernos al día, es cada vez más importante aprender continuamente nuevas habilidades e información. Por esta razón, las personas de éxito como Bill Gates y Oprah Winfrey se caracterizan por su constante aprendizaje como parte vital de su éxito. Afortunadamente, hay algunos métodos bastante simples para alimentar tu cerebro y dominar cualquier habilidad más rápido. Averigua cuáles son.

1. 50 minutos o menos

Como empresarios, resulta tentador trabajar durante horas (o días) cuando se aprende algo nuevo.

Antes de comprar Red Bull, ten en cuenta lo siguiente: los estudios afirman que nuestros cerebros terminan apagándose muy rápidamente cuando los forzamos demasiado.

Ellen Dunn, de la Universidad Estatal de Louisiana, explica que "cualquier cosa que dure menos de 30 [minutos] no es suficiente, pero cualquier cosa que dure más de 50 es demasiada información para que tu cerebro la gestione de una sola vez".

Para poner esto en práctica, asegúrate de programar tus sesiones de aprendizaje en breves periodos de tiempo, usando métodos rápidos como flashcards. Programa al menos un descanso de 10 minutos entre las sesiones para darle a tu cerebro un poco de descanso.

2. 80/20

El principio de Pareto, también conocido como la regla 80/20, fue desarrollado originalmente por el economista italiano Vilfredo Pareto, cuando descubrió que el 20% de las granjas producían el 80% de los cultivos italianos.

Por qué la fórmula 80/20 para gestionar el tiempo no funciona

En la actualidad, el experto en productividad Tim Ferriss ha popularizado un enfoque moderno de esta regla para un aprendizaje más rápido. Según él, debes concentrarte primero en el 20% más importante de lo que estás intentando aprender, que en realidad cubrirá el 80% de lo que necesitas saber.

Pregúntate: ¿Cuáles son los elementos más importantes que producen el mayor rendimiento de la inversión? Por ejemplo, si estás aprendiendo un idioma extranjero -¿qué 20% de las palabras se usan el 80% del tiempo?

3. Abandona la multitarea

Tu cerebro es como un ordenador: cuando tienes varias pestañas abiertas en tu navegador, la velocidad de procesamiento disminuye.

Los estudios han demostrado que trabajar en múltiples tareas a la vez reduce la calidad de todas ellas. Y un estudio ha descubierto que cuando uno se distrae, tarda una media de 25 minutos en volver a concentrarse en la tarea que tiene entre manos. Eso es mucho tiempo perdido.

En nuestra era de distracción constante, es importante cerrar tu correo electrónico durante tus sesiones de aprendizaje. Pon el teléfono en silencio y apaga las notificaciones. La multitarea retrasa el aprendizaje y afecta negativamente al rendimiento del cerebro.

4. Cambia tus métodos de aprendizaje

La reconstrucción - el proceso en el que los recuerdos son recordados y modificados con nuevos conocimientos - juega un papel fundamental en el fortalecimiento de las habilidades y el aprendizaje.

Un estudio de Johns Hopkins descubrió que "si realizas una versión ligeramente modificada de una tarea que quieres dominar, en realidad aprendes más y más rápido que si sigues practicando exactamente lo mismo varias veces seguidas".

6 formas de aprender algo más rápidamente

Piensa en modificar tus técnicas de autoaprendizaje conforme aprendes. Si utilizas flashcards en una sesión, piensa en un método más práctico la próxima vez, o en escuchar un podcast o un seminario web.

Esto ayudará a tu cerebro a recordar y recuperar información a un ritmo más rápido.

5. Aprende de los maestros

Robert Greene enfatiza la necesidad de un mentor experto en su libro Mastery (maestría). Habla sobre el "aprendizaje ideal", destacando que contar con la guía de personas que ya han dominado la habilidad que quieres aprender es esencial.

La palabra aprendizaje puede invocar imágenes medievales de un herrero y su ayudante, pero en la era de la información, puedes ser asesorado a través de YouTube, Skype, o incluso con servicios profesionales como MicroMentor. Y no olvidemos que estas personas están encantadas de ayudar a otras en su viaje.

6. Toma notas a la antigua usanza

La Universidad de Princeton y los investigadores de la UCLA han llegado a la conclusión de que tomar notas a mano impulsa una escucha más activa y la capacidad de identificar conceptos importantes. Por otro lado, tomar notas con el portátil hace que no te concentres tanto y aumenta las posibilidades de que te metas en Facebook y acabes distraído.

El resultado de este estudio es obvio: Deja el ordenador y empieza a tomar nota con un bolígrafo y una hoja de papel. Cuando tomes notas, escribe únicamente lo más importante. Cíñete a palabras clave y frases cortas en lugar de anotarlo todo de forma literal.

7. Prepárate para hacerlo a largo plazo

Todos lo hemos experimentado: ese momento en el que se nos acaba el tiempo, el dinero o la motivación para seguir aprendiendo algo nuevo y lo dejamos. Seth Godin lo llama "el chapuzón" – cuando perdemos la ilusión de lo que estamos aprendiendo.

La mejor manera de evitar este sentimiento es prepararse y saber que llegará en algún momento.

Como dijo Steve Jobs en una ocasión: "La mitad de lo que separa a los empresarios exitosos de los que no alcanzan el éxito es pura perseverancia". Recuerda, aprender algo nuevo no es un sprint, sino una maratón. Los persistentes acabarán alcanzando el éxito.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis