Mega Ad
Millonario a los 32 años, multimillonario a los 56 años: La increíble vida de Warren Buffett
AP Photo/Cliff Owen
Página principal Estilo de vida, Warren Buffett

¿Cómo empezó su camino el futuro multimillonario? ¿Cómo surgió Berkshire Hathaway? ¿Cuál ha sido la inversión más exitosa de Buffett? Esto y mucho más.

Warren Buffett no es el típico multimillonario. El apodado Sabio de Omaha, que cumplió 87 años el miércoles 30 de agosto, posee un patrimonio neto que supera los 75.000 millones de dólares, aunque ostenta una vida modesta.

Buffet vive aún en la casa que compró en 1957 por 31.000 dólares, sustituye los jets privados por el transporte público y juega al bridge en lugar de dar fiestas.

Y es esa yuxtaposición entre la ingente riqueza y el deseo de vivir una vida sencilla lo que ha impresionado a todo el mundo.

Su estilo de vida ha sido publicado en el documental de HBO “Cómo ser Warren Buffett”. A continuación mostramos algunos aspectos interesantes que hemos recopilado de la prolífica vida de este multimillonario de 87 años.

El “Oráculo de Omaha” nació en 1930 en Omaha, Nebraska, fruto de la unión de Howard y Leila Buffett. Su padre fue congresista americano por Nebraska durante cuatro años de mandato y corredor de bolsa.

Mientras la mayoría de los chavales pasaban el tiempo jugando al stickball en la calle, Buffett se codeaba con los más poderosos jugadores de bolsa de Wall Street.

A los 10 años, Buffett tuvo su particular “camino de Damasco” en Wall Street.

Durante una visita a Nueva York, Buffett y su padre se reunieron para almorzar con At Mol, un holandés miembro de la Bolsa de Nueva York.

“Después de comer, se acercó un individuo con una bandeja llena de muchos tipos de hojas de tabaco diferentes”, recordaba Buffett. “Hizo un puro para el Sr. Mol, quien eligió las hojas que quería. Y pensé, eso es. No hay nada mejor que esto. Un puro hecho a tu medida”. En ese momento Buffett se dio cuenta de que iba a dedicar toda su vida a ganar dinero.

Buffett se contagió pronto del virus de la inversión. Compró su primer libro a los 11 años.

Compró tres acciones deCities Services Preferred a 38 dólares la acción. El joven Buffett aguantó con ellas a pesar del desplome en el precio a 27 dólares la acción, pero las vendió en cuanto llegaron a 40 dólares.

El pequeño beneficio que obtuvo Buffett habría sido tremendo si hubiera esperado un poco más puesto que el precio de las acciones de Cities Services Preferred finalmente alcanzó casi los 200 dólares por acción.

La experiencia le dio una importante lección financiera que ha influido en sus decisiones en inversión hasta hoy en día: Comprar y aguantar.

El ansia de ganar dinero de Buffett era muy fuerte en su juventud. Siendo estudiante en el instituto, él y un amigo dirigieron un lucrativo negocio de pinball.

Mientras Buffett estaba en el instituto, lanzó este esquema de negocio a su amigo Don Danley tras comprar una máquina usada de pinball por 25 dólares:

"Compré esta vieja máquina de pinball por 25 dólares con la que podemos asociarnos. Tu parte del trato es arreglarla. Y mira, se la diremos a Frank Erico, el barbero, 'Representamos a la Compañía de máquinas tragaperras Wilson, y tenemos una propuesta del Sr. Wilson. No le supondrá ningún riesgo. Podemos poner la máquina en la parte de atrás, Sr. Erico, sus clientes pueden jugar mientras esperan. Y nos repartiremos el dinero”.

La pareja selló un pacto con Erico y la máquina fue un éxito inmediato, llegando a 4 dólares la primera noche.

En vez de gastarse los beneficios, los jóvenes socios los reinvirtieron en más máquinas. En un par de meses, Buffett se convirtió en el cerebro del pinball con varias máquinas funcionando en las barberías de su ciudad. Buffett vendió el negocio por más de 1.000 dólares transcurrido un año.

Además del negocio del pinball Buffett emprendió una serie de insólitos negocios durante su infancia, como repartir periódicos, vender chicle y soda y limpiar coches.

Mediante sus diversos empeños empresariales, Buffett amasó una pequeña fortuna de 53.000 dólares (a fecha valor de hoy) cuando tenía 16 años.

Acumuló tanto dinero en su adolescencia que en su opinión no tenía sentido aceptar la oferta de admisión que le proponía la prestigiosa escuela de negociosWharton School of Business, en la Universidad de Pensilvania.

Pero finalmente cedió a la voluntad de su padre y fue a la facultad, para regresar dos años después a Nebraska, donde asistió a la Universidad de Nebraska.

Tras completar sus estudios universitarios, Buffett se trasladó a Nueva York para asistir a la Columbia Business School.

El catalizador de la decisión de Buffett de trasladarse a la Gran Manzana fue un conocido libro de Wall Street titulado, “El inversor inteligente”. Buffett, ávido lector, comentó que cogió el libro por primera vez cuando tenía 19 años y la filosofía que este promulgaba de “inversión en valor” cambió su vida.

Se matriculó en Columbia cuando supo que el autor del libro, Ben Graham, era profesor en esa universidad. A pesar de que Buffett fue el único alumno que obtuvo sobresaliente alto en una de las clases de Graham, este no quiso contratarlo en su empresa, e incluso le aconsejó que evitara completamente hacer carrera en Wall Street.

De manera que después de adquirir el título de máster en 1951, Buffett regresó y comenzó a vender valores en Buffett-Falk & Co., la empresa de corretaje de su padre en Omaha, durante tres años.

A Buffett le echaron el lazo en 1952.

En 1952, mientras trabajaba para la empresa de su padre, Buffet se casó con Susan “Susie” Thompson. La pareja tuvo tres hijos: Susan, Howard y Peter.

Las cosas no fueron fáciles para la joven pareja justo después de sus nupcias. Llevaban una vida extremadamente modesta en un pequeño apartamento de tres habitaciones que alquilaron por 65 dólares al mes. En 1957, Buffett compró una casa de cinco habitaciones en Omaha por 31.500 dólares, donde todavía vive.

Warren y Susie tuvieron, cuando menos, una complicada relación. Aunque permanecieron casados hasta la muerte de Susan en 2004, solo vivieron juntos durante la mitad de su matrimonio. La Sra. Buffett abandonó a su marido a los 45 años. Continuó casada con Warren pero vivía en San Francisco. Los dos permanecieron unidos y en continuo contacto telefónico, e incluso se iban juntos de vacaciones. Finalmente Susie fue sustituida por Astrid Menks, una camarera que se fue a vivir con Buffett y con quien este contrajo matrimonio después de la muerte de Susie.

Buffett se mudó a la Gran Manzana.

Finalmente Graham cambió de opinión y en 1954 ofreció a Buffett un puesto en Nueva York, de manera que la familia hizo su equipaje y se mudó a la Gran Manzana.

Buffett trabajó para su mentor durante dos años como analista en Graham-Newman Corp., donde ganaba el equivalente actual a 105.000 dólares anuales.

Cuando Benjamin Graham cerró su sociedad en 1956, Buffett abrió su propia empresa en su adorada Omaha: Buffett Partnership Ltd.

Se hizo millonario con 32 años.

A finales de los 50, Warren ya había abierto siete sociedades y se hizo millonario en 1962 debido a los beneficios obtenidos en dichas empresas.

Buffett fusionó todas sus sociedades en una e invirtió en una firma de fabricación textil, Berkshire Hathaway.

En 1962, Buffett decidió fusionar todas sus sociedades en una e invirtió en una firma de fabricación textil llamadaBerkshire Hathaway. Comenzó comprando acciones de esta empresa a primeros de los 60 y finalmente consiguió el total control de la compañía.

Hoy, las acciones de la compañía tienen el precio más alto. A fecha 2 de febrero de 2017, el precio de las acciones ascendía a 245.000 dólares la acción.

A finales de los 60, Buffett pasó a Berkshire Hathaway del sector textil al de seguros.

Para Buffett, los 80 fueron el furor.

Mientras algunos presumían de melenilla, llevaban calentadores y atuendos de neón, Buffett se dedicaba a ganar dinero. En 1982, su patrimonio neto ascendía a 376 millones de dólares. Este aumentó a 620 millones de dólares en 1983. Y en 1986, a los 56 años, Buffett se convirtió en multimillonario a pesar de tener un humilde salario de 50.000 dólares en Berkshire Hathaway.

Buffett poseía cerca del 7% de Coca-Cola Co. en 1988, la cual terminó siendo una de sus mejores inversiones.

"La inversión realizada por Buffett de 1.000 millones de dólares en Coca-Cola se multiplicó casi por 16 durante los 27 años siguientes contabilizando dividendos. Esto supone un beneficio anual aproximado del 11%”.

En 2008, Buffett se convirtió en la persona más rica del mundo.

"Se convirtió en la persona más rica del mundo en 2008 con un patrimonio neto estimado en 62.000 millones de dólares según Forbes, superando a Bill Gates, que había sido el nº 1 en la lista Forbes durante los 13 años previos. Justo al año siguiente, Gates volvió a ocupar la primera posición y Buffett descendió al segundo lugar”.

En 2010, Buffett y Bill Gates crearon “The Giving Pledge”.

La austeridad de Buffett es el distintivo de su “marca”. Este anciano de 89 años no tiene móvil y prefiere viajar en transporte público, pero esto no significa que Buffett sea un miserable tacaño.

En 2016 batió su propio récord personal en filantropía al donar acciones de Berkshire Hathaway por valor 2.860 millones de dólares a numerosas organizaciones benéficas, incluida la Fundación Bill and Melinda Gates. Ese donativo hizo que todas las contribuciones que hiciera en su vida ascendieran a 28.500 millones de dólares.

Por otra parte, Buffett y su amigo multimillonario Bill Gates acordaron donar al menos la mitad de sus fortunas a instituciones benéficas al crear y firmar The Giving Pledge.

Desde 2010, más de 150 personas han colaborado en el proyecto, incluido Mark Zuckerberg de Facebook.

El Presidente Obama concedió a Buffett la Medalla Presidencial de la Libertad en 2011.

Buffett ha comprado acciones por valor de 12.000 millones de dólares desde el triunfo de Trump en noviembre.

A pesar de sus inclinaciones liberales y de sus reservas sobre el Presidente Trump, Buffett parece ser optimista con respecto al gobierno.

En una reciente entrevista con Charlie Rose, Buffett afirmó que Berkshire Hathaway compró acciones por valor aproximado de 12.000 millones de dólares desde la sorprendente victoria de Trump en noviembre.

Han sido meses repletos de acontecimientos para Buffett, quien vendió su inversión en GE, se convirtió en el accionista mayor del Banco de América y dejó pasar un gran negocio.

Buffett se deshizo de sus acciones por valor de 315 millones de dólares en General Electric durante el segundo trimestre, lo que significó el final de la era del conglomerado de 220.000 millones de dólares.

Seguidamente, en agosto, Berkshire Hathaway propiedad de Buffett pujaba por Oncor, una empresa de transmisión de energía. Sempra Energy afirmó que compraría Oncor por 9.450 millones de dólares. Y esta semana Buffett se convirtió en el accionista mayor del Banco de América tras ejercer su derecho de adquisición de acciones por valor de 700 millones con un gran descuento.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis