8 rituales nocturnos de las personas de éxito
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal, Historias de éxito, Consejos

Todos ya sabemos que las personas de gran éxito se despiertan al amanecer y logran conquistar el mundo dos veces mientras nosotros todavía nos estamos tomando el café medio dormidos. La clave está en lo que hacen por las noches. Estos son algunos consejos sobre cómo terminar el día para que la mañana siguiente puedas alcanzar el éxito más fácilmente.

1. Dar un paseo a la luz de la luna

El siempre ocupado director ejecutivo de Buffer, Joel Gascoigne, suele dar un paseo por la noche para relajarse. Deja a un lado sus pensamientos sobre el trabajo, y poco a poco se dirige hay un “estado de cansancio”.

Si eres una persona ocupada que siempre está en movimiento, un paseo por la noche no te vendrá nada mal. Así que deja el iPhone en casa y concéntrate en relajarte para ser más productivo a la mañana siguiente.

2. Apaga todos tus dispositivos electrónicos

A pesar de su estatus como nueva gigante de los medios de comunicación, Arianna Huffington es una gran defensora de la desconexión. No resulta difícil averiguar por qué.

En una ocasión, tuvieron que ponerle cinco puntos de sutura en la cabeza después de desmayarse por cansancio. Como haría cualquier persona normal que acabara en urgencias por una situación parecida, empezó a analizar su vida. Decidió prohibir los dispositivos electrónicos en su dormitorio, y desde entonces no ha vuelto a pisar una ambulancia.

Puedes evitar el estrés de la bandeja de entrada del correo electrónico haciendo lo mismo. Desenchufa todos los aparatos menos el despertador, y observa cómo la tensión desaparece.

Desenchufarse es también la clave para dormir bien. Unos investigadores de Harvard han descubierto que la luz brillante de los smartphones hace a nuestros cuerpos creer que todavía es de día. Apagar todos los dispositivos electrónicos, por otra parte, tiene el efecto opuesto.

3. Elabora una rutina de higiene del sueño

La higiene del sueño es más que simplemente hacer la cama. La National Sleep Foundation ha establecido una extensa rutina de higiene del sueño para asegurar un sueño reparador. Esta incluye una cama cómoda, una habitación relativamente fresca y, lo que es más importante, darse al menos una hora para relajarse antes de dormir.

No importa cómo te ocupado tengas el horario, date prioridad a ti mismo y evita el agotamiento asegurándote de tener suficiente tiempo para relajarte por la noche. Las personas de éxito siguen esta rutina. Tampoco estaría mal invertir en unas buenas almohadas.

4. Lee

Sigue el ejemplo de Bill Gates. Según él, alcanzó el éxito leyendo una hora todas las noches, pase lo que pase.

Además del evidente beneficio de adquirir nuevos conocimientos, también es una gran forma de relajarse. Un estudio ha descubierto que leer durante tan solo seis minutos puede reducir el estrés en un 68%.

5. Prioriza

"El día del presidente empieza el día anterior".

Esa publicación proviene del perfil de Vanity Fair de Michael Lewis sobre el ex presidente Obama. El presidente pasa la tarde revisando los horarios y resúmenes para el día siguiente. Puedes evitar el revuelo matutino estableciendo metas y prioridades claras para mañana.

De esta forma reducirás tu ansiedad y descansarás tranquilo sabiendo que lo has dejado todo preparado.

6. Deja las cosas a la mitad

Los mejores escritores no buscan el final perfecto de un capítulo antes de irse a la cama. Aumentan su productividad al terminar con un golpe seco en medio de un pensamiento o una oración.

Ernst Hemingway dijo en una ocasión:

"La mejor forma es siempre detenerse cuando te va bien y cuando sabes lo que va a pasar después. Si haces eso todos los días... nunca te quedarás atascado".

Si estás haciendo algo creativo, esta es una manera perfecta de establecer un patrón de éxito. Déjalo a medias. Siempre me sorprenden las nuevas soluciones que aparecen en cuanto suena la alarma.

7. Aprende algo nuevo

Puede que no lo parezca, pero uno de los mejores momentos para aprender es después de un día largo y agotador.

Josh Waitzkin, autor de "El Arte del Aprendizaje", recomienda aprender conceptos nuevos y complicados al final de un día. Esto se debe a que tu subconsciente procesa esa información nueva mientras duermes.

Todos los genios, desde Salvador Dalí hasta Albert Einstein, aprovecharon la siesta para fomentar nuevos conocimientos y aprendizaje. Pero aunque no estés redefiniendo la física, aprende algo nuevo mientras te relajas.

8. Escribe sobre lo que te estresa

Conforme se acerca el momento de acostarnos, nuestras mentes suelen ser absorbidas por los problemas no resueltos. Por esta razón Brian Scudamore, director ejecutivo y fundador de 1-800-GOT-JUNK, escribe todas sus preocupaciones en un pedazo de papel antes de acostarse.

Pruébalo, está respaldado por la ciencia. Escribir nuestros problemas reduce los "bucles" abiertos de malos pensamientos y elimina la ansiedad.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis