12 obras maestras de Ferrari
Página principal Estilo de vida

Ahora que en octubre se celebra el primer aniversario de la salida a Bolsa de Ferrari (NYSE: RACE), los fans del caballo rampante pueden poseer una parte del fabricante de automóviles por unos 110 dólares la acción en vez de gastarse cientos de miles de dólares por una pieza de metal italiano brillante.

Los coches de lujo vuelven a ser una gran inversión

Pero para muchos, no hay nada capaz de sustituir el poder y la emoción de un Ferrari vivo y vibrante. Desde que la empresa lanzara su negocio de automóviles de carretera en el año 1947, su reputación ha crecido para pasar de ser un respetado equipo de carreras hasta convertirse en un creador de leyendas automovilísticas.

Con el paso de los años, Ferrari ha fabricado una larga lista de coches deportivos y superdeportivos rápidos, potentes y evocadores. Cualquiera que haya visto un Ferrari seguro que ya tiene un modelo favorito. Por esta razón, te traemos esta lista de los 10 mejores Ferraris de todo el mundo.

Construido entre 1948 y 1950, el Ferrari 166 Inter estaba basado en los 166 coches de carreras de la empresa. El modelo fue el primer éxito de ventas internacionales de Ferrari.

El 166 montaba un motor V12 de 2.0 litros y 90 caballos de potencia.

El 250 TR de 1957 fue uno de los primeros Ferraris en llevar la insignia de Testarossa. Testarossa, o "cabeza roja", es una referencia a las cubiertas rojas de la cabeza del motor pintadas en rojo del coche.

El 250 TR fue diseñado para convertirse en el dueño de las carreteras y se vendió a los clientes de Ferrari de todo el mundo. Estaba impulsado por un motor V12 de 300 caballos de potencia y 3.0 litros.

Vendido entre 1984 y 1996, este es el coche que viene a la mente cuando se le menciona el nombre Testarossa a un amante de los Ferraris modernos. El gran tourer de diseño Pininfarina es conocido por su aparición en el programa de televisión de los 80 "Miami Vice”.

En el momento de su lanzamiento, su motor de 390 caballos de potencia, con 4.9 litros y 12 cilindros, lo convirtieron en el superdeportivo más potente del mundo.

Construido en honor del 40º aniversario de la empresa, el F40 fue el vehículo definitivo para recibir el sello de aprobación del fundador Enzo Ferrari antes de su muerte.

Vendido entre 1987 y 1992, el F40 fue un coche de carreras fabricado para carretera, sin lujos. Pero con una potencia de 478 CV, un V8 con turbocompresor doble y una velocidad máxima de 340 km/h, ¿quién necesita lujo?

Construido entre 2002 y 2004, el Enzo Ferrari tuvo la difícil tarea de estar a la altura de la reputación de su homónimo Enzo Ferrari.

Aunque su estilo demostró ser controvertido, el hipercoche de 660 caballos de potencia era un verdadero artista, con una velocidad máxima de 350 km/h.

Aunque el Dino no lleva la insignia Ferrari, sigue siendo un verdadero Ferrari. Llamado así por Alfredo Dino, el difunto hijo de Enzo Ferrari, el 246 GT se fabricó entre 1969 y 1974.

Comparado con otros en esta lista, el Dino era relativamente poco potente. El coche estaba impulsado por un motor V6 de 2.4 litros y 195 caballos de fuerza.

El Ferrari 308 GTS debutó en 1977 con gran éxito. El coche deportivo de diseño Pininfarina, targa-top, fue el elegido en el programa de televisión de los años 80 "Magnum P. I.”.

El 308 GTS estaba impulsado por un motor V8 de 2,9 litros y 255 caballos de potencia.

El caballo rampante entró en el siglo XXI con el hipercoche híbrido LaFerrari de 1 millón de dólares. Tan solo se fabricaron 499 unidades.

Impulsado por un motor V12 de 6.3 litros y 789 caballos y un motor eléctrico de 161 caballos, el semental híbrido es capaz de acelerar de 0 a 100 en menos de 3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de más de 350 km/h, según Ferrari.

Producido tanto en berlinesa hardtop como en las variantes descapotables Spider de 1968 a 1973, el 365 Daytona es posiblemente el Ferrari más querido de todos los tiempos. El elegante coche deportivo recibe su apodo "Daytona" extraoficial de la victoria por 1-2-3 en las 24 horas de Daytona 1967.

La potencia del motor V12 de 4.4 litros y 352 caballos del Daytona se combina con el elegante diseño y la dinámica de conducción del coche.

De todos los Ferraris fabricados, el V12 250 GTO es uno de los más queridos y buscados. El GTO es conocido por su impresionante aspecto, pedigrí de carreras y rareza.

Con un precio de 38 millones de dólares, el GTO 250 ostenta el récord como el coche más caro jamás vendido en una subasta.

El Ferrari California Spider es el Ferrari más caro y posiblemente el más famoso jamás fabricado. Su leyenda se vio reforzada por su papel protagonista en la película de John Hughes de 1986, “Todo en un día". El California Spider suele venderse en subastas por más de 15 millones de dólares.

Vendido entre 1958 y 1962, con dos versiones con diferentes distancias entre ejes, el 250 GT tenía la intención de establecer definitivamente Ferrari en EE. UU. evocando a la soleada y optimista California. El roadster descapotable obtenía su potencia de un motor V12 de 3.0 litros y 240 caballos de potencia.

El 458 es uno de nuestros Ferraris favoritos jamás fabricados, pero no entra dentro de nuestro top 10. El 458 Italia es la combinación perfecta de tecnología moderna y estilo con la potencia bruta y la ingeniería tradicional de Ferrari.

La Italia obtiene su potencia de un motor V8 de 4.5 litros y 570 caballos sin turbo. El 458 podría ser el mejor Ferrari V8 jamás fabricado. Y con la introducción en 2015 del 488 GTB y su turbo V8, también podría ser el último que veamos en mucho tiempo.

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis