Página principal Estilo de vida

¿Cómo es la mansión de 187 años de antigüedad de la costa de Saint-Jean-Cap-Ferrat que se ha puesto a la venta hace poco?

El sur de Francia ha sido el destino de una gran cantidad de súper ricos durante el siglo pasado. Empresarios, príncipes y banqueros construyeron palacios a lo largo del Mediterráneo, y conforme empezaron a perder su riqueza - la aristocracia rusa primero, los estadounidenses después de la caída del mercado de valores de 1929, y luego gran parte de la clase alta europea después de la Segunda Guerra Mundial, empezaron a vender estas mansiones a la nueva generación de ricos.

Ahora el dueño de Villa Les Cèdres, una mansión de 187 años de antigüedad, de 1.670 metros cuadrados y 14 habitaciones, situada en 14 hectáreas, espera que su casa pase a un nuevo propietario.

Con un precio de venta de 350 millones de euros (410 millones de dólares), su dueño, el destilador italiano Davide Campari-Milano SpA, apuesta a que la combinación de historia, lujo y encanto de la casa situada en la costa de Saint-Jean-Cap-Ferrat sea suficiente para convertirla en la venta más cara de la historia.

Les Cèdres fue construida en 1830 y comprada en 1850 por el alcalde de Villefranche-sur-Mer, cuando funcionaba como olivarera. Los descendientes del alcalde vendieron la propiedad al rey belga Leopoldo II en 1904, quien, después de hacerse inmensamente rico a través de la explotación de recursos minerales y árboles de caucho en el Estado Libre del Congo (ahora la República Democrática del Congo), expandió los jardines que todavía rodean la casa.

Villa Les Cèdres: dentro de la casa más cara del mundo
El color salmón claro y arenoso del exterior está influenciado por el estilo del Reino de Cerdeña, que gobernó Saint-Jean-Cap-Ferrat hasta el año 1860. El mirador de la azotea ofrece unas vistas panorámicas de Villefranche-sur-Mer, el puente del viaducto cerca de la ciudad medieval de Eze Village, y muy al este, los Alpes que separan Francia e Italia.

Las puertas de la villa dan acceso a un largo y sinuoso camino, flanqueado por palmeras y cedros que dan nombre a la casa. Una estatua de bronce de Atenea, cubierta con una túnica de mármol, hace guardia en la entrada principal. En el interior, la atmósfera es decadente y ligeramente desgastada, en consonancia con el apogeo de la Belle Epoque: grandes salones, lámparas de araña, puertas francesas y retratos del siglo XIX que van desde el suelo hasta el techo en marcos ornamentales.

Una biblioteca de paneles de madera alberga 3.000 libros sobre flora y naturalismo, entre los que se encuentra una edición de 1640 de un códice botánico con un valor de varios cientos de miles de euros. (Los muebles también se pueden comprar con la casa).

En 1924, 15 años después de la muerte de Leopoldo, Villa Les Cèdres fue adquirida por la familia Marnier-Lapostolle, los empresarios popularmente conocidos por fabricar el licor Grand Marnier, una mezcla de coñac y triple seco.

La familia cultivó las plantas exóticas que cubren los cuidados suelos durante 80 años. Según el jardinero jefe y conservacionista Marc Teissier, fue en los huertos cercanos a la casa donde la familia cosechaba bigarades, las naranjas amargas que se usaban para dar sabor al Grand Marnier.

Les Cèdres permaneció en la familia Marnier-Lapostolle hasta el año 2016, cuando Campari adquirió la Société des Produits Marnier Lapostolle (SPML), la empresa matriz de Grand Marnier. Al encontrarse con una propiedad que podría valer el 20% de sus ventas brutas en 2016, Campari puso casi inmediatamente la mansión a la venta a través del agente inmobiliario Savills.

Villa Les Cèdres: dentro de la casa más cara del mundo
Los Alpes Marítimos se pueden apreciar a lo lejos

Según Fabio Di Fede, director gerente de SPML desde la adquisición y antiguo ejecutivo de Campari, los precios estimados de la prensa local de mil millones de euros son "un rumor absurdo y una locura".

Sin embargo, su estimación es de 350 millones de euros: esta cifra está justificada principalmente con la cantidad de terreno y el tamaño de la casa en relación con su ubicación. Saint-Jean-Cap-Ferrat es la zona más solicitada por los agentes inmobiliarios, incluyendo Cap d' Antibes y Cap-d' Ail. Paul Allen, cofundador de Microsoft Corp, y el compositor Andrew Lloyd Webber, poseen unas villas cercanas.

La venta está a cargo de un comité directivo integrado por cinco familiares de Marnier y Di Fede, que actúan como representantes de Campari, pero no pueden decidir vender la propiedad a ningún comprador.

Por supuesto, su posible comprador todavía es un misterio. Mientras tanto, sus residentes se alegran de sentir nostalgia por una época cada vez más lejana: Teissier recuerda cómo Stéphane Marnier-Lapostolle, uno de los miembros del comité directivo, jugaba con sus hijas pequeñas Axelle y Laura, en el inmenso estanque artificial de la villa, sentadas sobre unos nenúfares amazónicos tan grandes que les servían para flotar. Incluso en las ventas de las casas más espectaculares, el valor sentimental sigue estando ahí.

Villa Les Cèdres: dentro de la casa más cara del mundo
Una sala de estar en la planta baja recuerda a los antiguos propietarios de la casa, especialmente al rey Leopoldo II, cuyo monograma, realizado en colores azules y dorados, aparece en una de las paredes de seda. También nos encontramos con retratos de su infame amante, Blanche Delacroix, una antigua bailarina de cabaret que acabó convirtiéndose en noble. Los suelos soportan inmensas chimeneas de madera y mármol, así como una chimenea de piedra de casi 3,5 metros de altura. En la parte superior de la inscripción se encuentran las iniciales M. L., para la familia Marnier-Lapostolle. Más allá de las puertas hay un comedor igualmente grande.
Villa Les Cèdres: dentro de la casa más cara del mundo
Uno de los dormitorios de la parte de arriba. El nuevo propietario de la casa probablemente rediseñará todo su interior - no son sus anticuados muebles o diseños los que hacen que la mansión sea tan cara. Se trata de una propiedad única, pero no muy conocida, ya que no se puede ver desde ninguna de las carreteras cercanas, es imposible imaginar la belleza de la casa y la amplitud del terreno que la rodea", dice Di Fede. Propiedades de tal escala y rareza cambian de manos solo una o dos veces cada década, dijo Bob Kunze-Concewitz, director ejecutivo de Campari, en una entrevista que dio a principios de este año.
Villa Les Cèdres: dentro de la casa más cara del mundo
Entre las características únicas de la propiedad de 14 hectáreas se encuentran las 14.000 especies de plantas de sus jardines. Teissier, el jardinero jefe, estima que un tercio de estas se encuentran dispersas en el jardín abierto, mientras que los otros dos tercios se encuentran en los 25 invernaderos de la finca.
Villa Les Cèdres: dentro de la casa más cara del mundo
Una gran sala combina a la perfección con la Belle Epoque de la finca
Villa Les Cèdres: dentro de la casa más cara del mundo
La biblioteca de paneles de madera alberga 3.000 libros sobre flora y naturalismo
Villa Les Cèdres: dentro de la casa más cara del mundo
Los terrenos están considerados entre los 10 mejores jardines botánicos del mundo, pero a diferencia de otros, estos son privados, compitiendo con los de las ciudades y universidades.
Villa Les Cèdres: dentro de la casa más cara del mundo
Lirios amazónicos en el vasto estanque artificial de la villa

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis