13 cosas que debes saber antes de viajar a Islandia
Mahkeo/Unsplash
Página principal Estilo de vida, Viajes

La periodista de Business Insider Sophie-Claire Haller nos habla sobre su viaje a la "tierra del hielo".

Si tu Instagram parece un anuncio gigante de Islandia, no eres el único. Sí, este país en forma de isla está en pleno apogeo, y sí, todos los conocidos van allí.

Desde desiertos volcánicos y manantiales de aguas termales, a glaciares y playas de arena negra, este asombrosamente hermoso país es el lugar perfecto para pasar un puente, gracias a sus vuelos baratos. Sin embargo hay algunas cosas que debes saber antes de reservar tu viaje.

La comida es endiabladamente cara

Viviendo en Nueva York, una de las ciudades más caras del mundo, pensaba que sabía lo que era comer caro. Estaba equivocado.

En nuestro primer día en Islandia, fuimos a una cafetería que parecía normalita, donde gastamos 19 dólares en un rollito con un trozo de queso cremosos, salmón ahumado y una hoja de lechuga. Esto no es nada raro en Islandia donde, según Lonely Planet, una comida media supone alrededor de 30 dólares. Entrar a un bonito restaurante rondará los 55 dólares o más.

El olor del agua es repugnante pero es completamente potable

El agua en Islandia tiene un olor extremadamente sulfúrico (piense en los huevos podridos), pero es absolutamente potable, y sabe perfectamente bien.

Nadie nos dijo esto, y pasamos toda una noche deshidratados en un airbnb después de que todas las tiendas habían cerrado.

Puede parecer que estás en Estados Unidos

Hay tantos americanos en todas partes que puedes olvidar dónde estás. Islandia cuenta con una población de solo 332.000 habitantes, pero tiene alrededor de 1,8 millones de turistas al año. Con estas cifras el profesor Edward Huijbens, del Icelandic Tourism Research Centre, le comentó al Financial Times que la población local es “superada tan solo por el número anual de turistas estadounidenses”.

Hay oleadas de seres humanos en todas partes

Todo el mundo visita Islandia por sus increíbles maravillas naturales. Esto significa que todo el mundo en Islandia se propone ver el mismo puñado de sitios. Y esto también significa que hay autobuses llenos de gente en cada uno de los pequeños geyser que pongas en tu lista.

Hay demasiada construcción

Me sorprendió la cantidad de grúas por todas partes. El boom turístico debe de estar disparando realmente la industria de la construcción, puesto que todos los centros de atracciones turísticas parecían estar en expansión y las grúas adornaban casi cada esquina de Reikiavik.

La limitada luz de día es un condicionante a la hora de programar las excursiones

Cuando llegamos a Reikiavik a las 6:30, nos sorprendió que el sol todavía no saliera hasta pasadas tres horas - y que anocheciera alrededor de las 17:00 h. Y esto a principios de noviembre, imagínate.

En realidad las horas de luz diurna no son un problema en verano, pero se reducen cada vez más en invierno, lo que significa que hay que hacer los planes con antelación. Hay millones de cosas que ver en Islandia pero muchas de ellas están al menos a 45 minutos de desplazamiento, de manera que hay que tener esto en cuenta dadas las horas de luz de las que se dispone.

Cuestión de más para pensar dónde habrá sol y sombras en un determinado momento del día para maximizar nuestras visitas.

Hay pocos baños y están muy alejados, además muchos de ellos cuestan dinero

Como he comentado, muchas de las principales atracciones turísticas de Islandia están a gran distancia, así que debes asegurarte de que planificas tus paradas para ir al baño teniendo esto en cuenta.

Se pasa mucho tiempo en el coche

¿He mencionado las grandes distancias? Sí, se pasa mucho tiempo en un coche de alquiler o en el autobús para las excursiones. Merece la pena, pero es algo a considerar cuando programas tu estancia.

Las piscinas termales son terribles para el pelo

Las aguas termales tienen un alto contenido en silicio, que no es perjudicial pero te estropeará el pelo. El Blue Lagoon facilita acondicionador para masajear el pelo antes de sumergirse y advierte de que si no lo haces “se pone tieso y difícil de manejar”.

No es necesario el dinero

En todas partes se usa tarjeta de crédito. Tuvimos que comprar pases para el baño en el parque nacional de Thingvellir, e incluso ahí hubo que usar la tarjeta de crédito, la verdad es que jamás vi una corona islandesa.

Lo más probable es que no veas la aurora boreal

La Aurora Boreal es un increíble e impredecible fenómeno, y es necesario que confluya todo un conjunto de distintos factores para que sea visible, como son la estación y el clima. Aparentemente, se recomienda una estancia de siete noches en Islandia para tener todas las probabilidades de verla.

El clima es caprichoso más allá de lo que podamos imaginar

"Si no te gusta el clima, espera cinco minutos" es una realidad en Islandia. Ponte varias capas porque se puede pasar de una temperatura agradable a la congelación en cuestión de segundos.

Hay que reservar con antelación para visitar el Blue Lagoon

El Blue Lagoon es una de las atracciones más populares - casi todos los turistas harán una parada aquí. Por eso se recomienda que compres los tickets con antelación en vez de aparecer esperando poder entrar en el momento.

A propósito, el precio de las entradas es a partir de 60 dólares y sin toalla, para la que habrá que añadir 20 dólares más. ¿He mencionado que todo ello va incluido en un paquete?

Si vas a viajar a unos de estos sitios, no te olvides de reservar los vuelos más baratos en Jetradar y los mejores apartamentos en Airbnb.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis