Cómo hacer frente a los malos hábitos: consejos de millonarios
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal

Recomendaciones de hombres de negocios de éxito que han cambiado su forma de vida para mejor.

Warren Buffett dijo en una ocasión: "Las cadenas de los hábitos son demasiado ligeras como para sentirlas, pero llega un momento en el que pesan tanto que no se pueden romper". Los malos hábitos pueden arruinar nuestros negocios, salud, finanzas, relaciones y felicidad. No importa cuáles sean nuestros buenos hábitos, un solo hábito malo puede acabar arruinando al resto.

A continuación te damos el consejo de grandes empresarios y cómo se las arreglaron para deshacerse de sus malos hábitos.

1. Deja de desperdiciar tus fines de semana

Cuando tenía 25 años, di un paso que cambió mi vida para siempre: dejé de pasar el fin de semana como el 99% de las personas. Dejé de gastar dinero que no tenía, dejé de beber y de fumar. Dejé de intentar impresionar a los demás y dejé de buscar excusas. Y lo más importante de todo, dejé de mentirme a mí mismo e intenté ser consciente de mi potencial.

En lugar de ir a fiestas y descansar, empecé a trabajar. Y debo decir que esta decisión me ayudó a ahorrar mucho dinero. No digo que necesites trabajar sin descanso, a veces puedes descansar. Sin embargo, la idea de no hacer nada durante todo el fin de semana no es la mejor opción. Para hacer frente a los malos hábitos, simplemente tomé la decisión de que el éxito era más importante para mí que entretenerme durante un rato.

Grant Cardone, un conocido vendedor que construyó un imperio de propiedades inmobiliarias por valor de 500 millones de dólares, así como autor del bestseller "Be Obsessed or Be Average"

2. Busca el dolor

Para hacer frente a los malos hábitos, empieza con el siguiente ejercicio: Habla con una docena de tus amigos más íntimos y pídeles que te digan con total sinceridad cuáles son en su opinión las áreas de tu vida y negocios que no funcionan. A continuación debes dar el siguiente paso: pregúntales qué aspectos de tu comportamiento les resultan más irritantes.

Aprenderás muchas cosas sobre ti que no sabías. Y esto te dará impulso para seguir adelante: con el fin de superar un mal hábito, debes saber cuál es.

Tom Ferry, fundador y director de Tom Ferry International, ocupó el primer puesto en el ranking de coaches sobre comercio de bienes raíces en Swanepoel Power 200, y autor del bestseller “Life! By Design”

3. Comprende tus motivaciones

Antes, no podía mantener la disciplina, y así fue hasta que me di cuenta de mi objetivo, que quería enseñar a la gente cómo controlar su vida. Al darme cuenta de esta misión, formulé unas pautas claras para alcanzar mi meta.

Cada mañana vuelvo a leer mi misión y mis metas para mantenerlas siempre frente a mí; me ayuda a tomar las decisiones correctas y a no distraerme con los malos hábitos. Luego, todas las noches, respondo a tres preguntas: ¿qué cosas han estado bien hoy? ¿Qué podría mejorar? ¿Por qué estoy agradecido con el universo? Este ritual diario de conciencia me ayuda a consolidar buenos hábitos.

Michael Johnson, autor del sitio The Mojo Master, orador, coach para atletas profesionales y empresarios y administrador de negocios o inversiones por valor de más de mil millones de dólares

4. Encuentra seguridad

Los malos hábitos son una consecuencia de la falta de determinación. Todos los malos hábitos que tuve nacieron como resultado de una mala comprensión de mis propios objetivos y la falta de planes.

Cuando descubrí quién era y qué quería, todo lo demás llegó por sí solo. Intento aclarar mis ideas con un diario. Sigo de cerca el progreso y lo evalúo en relación con mis objetivos diarios, semanales y mensuales: esto me ayuda a construir mi día en función de mis prioridades.

Si monitorizas y analizas constantemente tu progreso, no habrá lugar para malos hábitos. Para alcanzar el éxito de manera consistente en los negocios, la salud, las finanzas personales o las relaciones, debes establecer puntos de control y consultarlos con el fin de comprender qué hábitos te ayudan y cuáles no.

Moshe Malamud, emprendedor, antiguo propietario de The Franklin Mint y fundador del servicio de alquiler de aviones privados M2Jets

5. Encuentra tu fórmula

En física, el concepto de impulso se refiere a la cantidad de movimiento de un objeto. El impulso depende de dos variables: masa y velocidad. Esta es la fórmula:

Impulso (p) = masa (m) × velocidad (v)

Esta fórmula básica me ayudó a mantener la disciplina conforme aumentaban mis ingresos. La mayoría de los empresarios aplican la "ley de Parkinson" a sus finanzas: conforme aumentan los ingresos, también lo hace el gasto, lo que significa que el estilo de vida acaba cambiando.

En nuestro caso, la masa (m) es los ingresos y la velocidad (v) es tu ritmo de ahorro. Por ejemplo, ganas 100 $ y gastas 90 $, esto significa que tus ahorros aumentan en 10 $, es decir, ahorras el 10% de tus ingresos. Ahora supón que tus ingresos aumentan hasta los 110 $, si mantienes los mismos gastos, resulta que ahorrarás 20 $ ( o un 18%).

Esta fórmula de impulso te ayudará a mantener la disciplina y a desarrollar hábitos útiles, acercándote así a tus metas. Tom Shih, director ejecutivo de Crimcheck

6. Descubre tus factores desencadenantes

Con el fin de deshacerte de los malos hábitos, debes encontrar su origen, por lo que para cada hábito tienes que encontrar su desencadenante. Por ejemplo, para muchos empresarios el estrés es una fuente de malos hábitos.

Para interrumpir este ciclo, reemplaza el hábito malo con uno bueno que te proporcione un beneficio similar. Por ejemplo, cuando volvía a casa, siempre encendía la tele para aliviar el estrés. Este mal hábito me hacía perder el tiempo y aplazar otros asuntos. ¿Qué hice? En vez de ver la televisión empecé a salir a correr.

Dado que los malos hábitos son un medio para hacer frente al estrés, tenemos que aprender a manejarlo de manera diferente. La eliminación de desencadenantes requiere mucho trabajo y autocontrol, pero la recompensa será un comportamiento nuevo y más saludable, y como resultado, el éxito profesional y personal.

Jonathan Gilinski, emprendedor, director ejecutivo de CapsCanada y fundador de Capsuline

7. Construye hábitos mejores

Cuando tenía 15 años, apenas caminaba un kilómetro, y pasaron muchos años antes de que decidiera llevar un estilo de vida saludable y hacer deporte. Empecé a rechazar las actividades sociales que me impedían hacer deporte. empecé a comer sano, cambiando a alimentos ricos en proteínas y vitaminas. No pasó mucho tiempo hasta que participé en mi primera maratón.

Este principio de construir hábitos útiles también es aplicable en el mundo de los negocios. Cuando trabajo con startups, elaboro un plan detallado. A esto le sigue una fase bastante difícil: el plan debe cumplirse. Aquí, para no perder la concentración, me aíslo de todas las distracciones: pongo el teléfono en modo avión y tan solo presto atención a los asuntos urgentes, ya que me centro totalmente en el cumplimiento del plan. ¡Toma una decisión, da un paso, luego otro y no pares!

Sveta Patel, fundadora de Silicon Valley Startup Marketing, que asesora a más de 200 startups de rápido crecimiento

8. Actúa

Si el hábito es realmente perjudicial para tu salud o relaciones, simplemente abandónalo. Lo principal es lo siguiente: cada día será más fácil. Sé paciente durante las primeras semanas y no sucumbas.

Lo más importante que debes recordar es: absolutamente todos los malos hábitos están bajo nuestro control. Sobrevivirás. Es posible que necesites buscar ayuda profesional, pero sin duda alguna acabarás ganando. Sí, es posible que necesites varios intentos, pero nunca te rindas.

Ken Lebovich, presidente de North Shore Holdings; construyó un imperio inmobiliario hace 20 años que ha sobrevivido sin ningún socio

9. Desarrolla tu mentalidad proactiva

Es muy importante practicar el pensamiento activo, no reactivo. Por ejemplo, la gente se despierta y empieza a reaccionar a los eventos del día. En este caso, resulta muy fácil pasar por alto los hábitos útiles y, en general, dejar de ser consciente de qué y por qué estás haciendo algo.

Cada mañana dedico 15-30 minutos a concentrarme en mis objetivos. Puesto que vivo en la playa, me gusta caminar, ver el amanecer escuchando música y visualizar los logros deseados del día siguiente, y la vida en general.

Jared Getz, emprendedor y experto en comercio electrónico; fundador o cofundador de cuatro empresas multimillonarias en cinco años

10. Aprovéchate de la comunidad

Todos sabemos que cualquier progreso comienza con la verdad, y si nos comprometemos públicamente con una persona o grupo, nos resultará más fácil cumplir nuestra promesa.

Antes tenía un horario del sueño bastante malo hasta que fundé una llamada en grupo diaria a las 5 de la mañana. El 5AM Group me ha cambiado la vida dándome la fortaleza que necesitaba todas las mañanas. Ahora hay cientos de personas comprometidas con esa llamada para empezar bien el día. Los cambios suceden en grupos.

Charran Shrivatsa, inversor de riesgo y presidente de una agencia de corretaje de la región occidental en Douglas Elliman; Bajo su liderazgo, Teles Properties ha crecido 10 veces en 10 años

11. Haz las cosas más difíciles primero

Escribir artículos para The Oracles me ayudó a abandonar los malos hábitos. Soy una persona creativa, y nunca me ha gustado pensar en el dinero. Sin embargo, me obligué a entenderlo. No te creas lo que dicen de "me encanta mi trabajo, por lo que el dinero acabará llegando". La creatividad solo sirve de ayuda.

Es difícil hacer siempre las cosas bien, pero debes ser honesto contigo mismo preguntándote: ¿esto me acercará más a mi objetivo? Haz primero las cosas más difíciles, ya que lo primero que tienes que hacer es pagar las facturas, ¿verdad?

Steve Griggs, fundador y director de Steve Griggs Design, y destacado diseñador paisajista de Nueva York

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis