Página principal Estilo de vida, Viajes

Después de varios inviernos sin nieve, este año los operadores de las estaciones de esquí se están enfrentando a una situación totalmente opuesta: demasiada nieve. Te contamos cómo está esto afectando a la industria del turismo.

Año tras año, las estaciones de esquí de los Alpes se quejan de la peor nevada de los últimos tiempos. Las montañas solían quedarse desnudas, los esquiadores se mostraban decepcionados y los viajeros se lo pensaban dos veces antes de viajar. Sin embargo, esta temporada algunas de las estaciones de esquí más grandes del mundo se encuentran en una situación totalmente diferente - ahora tienen demasiada nieve.

En Zermatt, Suiza, miles de esquiadores se quedaron atrapados la semana pasada en el pueblo durante tres días después de que se cerrara el acceso a los trenes y las carreteras debido a los riesgos de avalancha provocados por el exceso de nieve. Esa fue la segunda vez esta temporada que se corta el acceso a Zermatt, situado en la base de la montaña más famosa de Suiza, el Matterhorn.

Los resorts de esquí de los Alpes están enterrados en nieve
Las excavadoras tuvieron que quitar la nieve de una línea de ferrocarril cerca de Sankt Niklaus en los Alpes suizos

Christian Eckert, director gerente de Omnia, un hotel de cinco estrellas de Zermatt, dijo:

"Hemos conseguido la nieve que necesitábamos durante los últimos cuatro años en solo una semana".

El riesgo de quedar atrapado este año nos recuerda al invierno de 1999, en el que hubo muchas avalanchas. El martes, la nieve alcanzaba una altura de 1,35 metros.

Los resorts de esquí de los Alpes están enterrados en nieve
Los hoteles se están llenando para la temporada, pero hay tanta nieve y riesgo de avalanchas que algunas pistas están cerradas

Eckert y la Omnia proporcionaron habitaciones gratuitas a los 53 huéspedes del hotel - una mezcla de turistas suizos, británicos y canadienses - que de otro modo se habrían tenido que gastar entre 500 y 2.500 francos suizos (535 dólares) por noche. Después de tres días, Eckert organizó una evacuación en helicóptero (90 segundos de vuelo) a 70 francos por persona.

Por primera vez en casi dos décadas, muchas de las máquinas de nieve artificial de los Alpes están apagadas, desde Austria hasta Francia y desde el sur hasta Italia. El principal culpable ha sido la presencia de masas de aire templadas y húmedas del Atlántico y el Mediterráneo, que han provocado fuertes tormentas en regiones como Valais y Davos, según el servicio meteorológico MeteoSwiss.

Independientemente de si se trata del cambio climático o de una situación puntual, los hoteleros y los esquiadores están eufóricos. En Suiza, cerca de 164.000 personas están empleadas en el sector turístico, que genera alrededor de 16.000 millones de francos para la economía, es decir, cerca del 2,5% de la producción económica, muy cerca de la famosa industria comercial de mercancías del país.

La mayoría de los hoteles dicen que las habitaciones se están ocupando después de años de decepción. Sin embargo, una serie de cierres de pistas, cortes de carreteras y demoras han impedido que todo el mundo disfrute. Simona Altwegg, portavoz de Zermatt Tourism, dice:

"A corto plazo, nos costó caro ya que hace algunos días casi no se podía esquiar y los huéspedes no estaban tan contentos"

Sin embargo, la información sobre la nieve en Suiza ha estimulado la demanda de los turistas esquiadores.

Los resorts de esquí de los Alpes están enterrados en nieve
Una avalancha ha cortado este paso cerca de Chamonix, Francia

En Chamonix, Francia, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1924, los locales disfrutan de los beneficios de las nevadas más intensas de principios de temporada en más de una década.

Mientras que la falta de nieve durante las Navidades y Año Nuevo de la temporada pasada obligó a los hoteles a crear juegos de interior para mantener a los niños ocupados, esta temporada han tenido que enfrentarse a un exceso de nieve que ha afectado a los servicios locales encargados de mantener las carreteras despejadas.

"No recuerdo haber tenido tanta nieve tan temprano", dijo Claire Burnet, portavoz de la junta de turismo de Chamonix, que ha vivido en el valle, a una hora en coche desde Ginebra, durante 31 años. Ya hay unos 2 metros de nieve apilada cerca de su casa, dijo, que suele llegar a unos 3 metros en un año entero. "Ha nevado mucho", dijo.

Mientras que las pistas de esquí estuvieron abiertas todos los días en enero en Les Houches, que se encuentra a menor altitud, al menos algunas de las estaciones más altas de Chamonix -incluidas las de Grands Montets, apreciadas por los amantes del polvo fuera de pista - se vieron obligadas a cerrar durante cinco días ese mes debido a los fuertes vientos o al exceso de nieve.

Mientras tanto, las temperaturas han sido más cálidas de lo normal. Ginebra, la ciudad suiza que hace de punto de partida para muchos resorts alpinos, tuvo su enero más cálido y el quinto con más nevadas desde 1864, según MeteoSwiss. Una ola de calor podría causar inundaciones.

Los resorts de esquí de los Alpes están enterrados en nieve

En Sion, en el Cantón de Valais y cerca de los resorts suizos de Verbier y Crans Montana, cayeron 2 metros de nieve, más de cuatro veces lo normal. Más arriba, a una altitud de 2.500 metros en el Col du Grand-Saint-Bernard, en enero cayeron más de 850 milímetros de nieve, más de tres veces el nivel normal, según MeteoSwiss.

En los Alpes austriacos, la semana pasada se cerraron unas 30 carreteras y pasos después de que cayera un metro de nieve fresca, lo que cortó en parte las estaciones de esquí de San Antón e Ischgl.

Los resorts de esquí de los Alpes están enterrados en nieve
Un hombre rescata su coche en Sestriere, en los Alpes italianos

Los hoteles de Ischgl y de la región de Arlberg dijeron que los huéspedes ya habían llegado y se habían ido para la rotación semanal antes del cierre de las carreteras debido al riesgo extremo de avalanchas.

"Teníamos suficiente vino en la casa, suficiente comida, así que no estuvo nada mal", dijo Nicole Becker, del lujoso hotel Hospiz de St Christoph, en el puerto de Arlberg.

Muchas partes de los Alpes austriacos occidentales ya tienen más nieve de la que normalmente tienen en toda la temporada invernal, dijo Alexander Orlik, meteorólogo del Instituto Central de Meteorología y Geodinámica de Austria.

"El momento fue más que ideal este año", dijo Andreas Steibl, director de la asociación turística de Ischgl en el valle austriaco de Paznaun, donde las reservas han superado las del año pasado. "La nieve empezó a caer a principios de noviembre, tres semanas antes de que empezara la temporada, por lo que el inicio de temporada ha sido perfecto".

Y a diferencia de la nieve temprana que cayó en Austria la temporada pasada y que se derritió antes de Navidad, las temperaturas más frías de este año han ayudado a que la nieve cuaje.

"Nos iría bien con lo que tenemos hasta finales de abril, aunque no nieve nada más", dijo Becker, del hotel Hospiz.

Fuente: Bloomberg

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis