Las criptomonedas provocan adicción: 6 signos de que está enganchado a ellas
Dmitry Ratushny/Unsplash
Página principal Estilo de vida, Criptomonedas
Tema de actualidad
15 Julio
2730 2k

Cómo distinguir la curiosidad saludable de una adicción que le puede hacer perder dinero.

En la apertura del primer Centro de Rehabilitación para adictos a las criptomonedas – Así es como se puede mantener bajo control

Hace poco más de un mes, el mundo de las criptomonedas observaba con una pizca de guasa y cinismo la apertura de las puertas del primer centro de rehabilitación para adictos a las criptomonedas en el Reino Unido. Pero, ¿hay algo más en él que un oportuno hospital escocés que se aprovecha de esta última demencia? ¿Es la adicción a las criptomonedas algo real? y, si es así, ¿cómo se sabe si se padece? No tenemos una idea exacta de cuánta gente en el mundo invierte en criptomonedas.

Según una encuesta de residentes americanos, la cifra rondaba tan solo un 8%. Pero se da la casualidad de que el 8% de 325 millones sigue siendo mucha gente (26 millones). Y eso es un país entero.

Por tanto, la adicción a las criptomonedas podría afectar potencialmente a cientos de millones de personas en todo el mundo. Y siendo una industria de alto riesgo, hacer incursiones en los mercados de las criptomonedas proporciona mucha de la misma adrenalina que persiguen los jugadores compulsivos.

¿Será esta ICO finalmente una estafa? ¿Me piratearán la cartera? ¿Qué pasa si me mantengo en HODLing (sin vender) y el precio continúa cayendo en picado?

Un asunto apasionante. Y el Castle Craig Hospital de Peeblesshire, en Escocia, cree que la adicción a las criptomonedas no solo necesita ser manifestada, definida y reconocida, sino también tratada. Como base para su programa, emplean las mismas técnicas desarrolladas para los jugadores compulsivos.

“El alto riesgo es la fluctuación del mercado de las criptomonedas”, según declara el terapeuta de juego del hospital, Chris Burn, “se apela al problema del jugador”. Sumergirse uno mismo en el mundo de las criptomonedas también proporciona un excelente escape de la realidad. De hecho, muchos estudiosos lo llaman caer en la “madriguera”.

A todos nos interesa, estamos incluso enganchados, pero ¿cómo saber si esta pasión se ha convertido en una adicción a las criptomonedas?

Signos de adicción a las criptomonedas

Ante todo, una breve advertencia. Lo que se dice a continuación no es aplicable si se trabaja a tiempo completo como inversor en criptomonedas, o si su trabajo consiste en observar los mercados constantemente. Hablamos de una persona normal con incursiones diarias regulares que invierte y diversifica aquí sus carteras de inversión.

Debido a que el mundo de las ICO, las criptomonedas, los blockchains y el HODLing son muy novedosos, puede ser difícil identificar los claros signos específicos de esta industria. Pero existe un hilo común a la adicción a las criptomonedas, al alcohol, a las drogas o a la adicción al juego en general. Si su hobby pasivo está empezando a acaparar su vida, fíjese en los siguientes signos.

Simplemente no puede dejarlo

Aunque esto es más fácil de valorar en el consumo de las drogas y el alcohol, uno de los signos más obvios de la adicción es que no se puede dejar. Aun cuando esté teniendo efectos perjudiciales en su vida. Mientras que una mente racional puede ser capaz de decir, “es mejor que deje de invertir en ICOs porque tengo que pagar la factura de la luz este mes”, una mente adicta pude hallar justificaciones o pensar en alternativas.

Si padece de adicción a las criptomonedas, puede que invierta dinero que no tiene o que no se pueda permitir perder.

Su vida social se empieza resentir

¿Alguna vez ha dejado de asistir a una fiesta de cumpleaños de niños porque sabía que no habría cerveza? Eso no tiene por qué convertirle en un alcohólico. Pero si rechaza siempre reuniones sociales por el hecho de que no puede seguir con su adicción, puede que sea momento de pararse a pensar.

Perderse una quedada con gente porque espera una lluvia importante de beneficios o una preventa, probablemente no es un síntoma. A menos que lo esté haciendo continuamente. Si deja de hacer cosas porque le apartan de la pantalla o porque no puede comprobar el precio de Cardano, puede que tenga adicción a las criptomonedas.

Tiene síntomas de abstinencia si lo deja

Su pareja finalmente le hace sentirse culpable si no le acompaña al teatro cuando lo único que quiere es quedarse en casa. Pero cuando el telón sube, solo puede agitar los pies. La adicción a las criptomonedas quizás no produzca temblores, sudores ni alucinaciones, pero hace que se sienta ansioso, preocupado, nervioso o luchar contra un serio caso de FOMO. Si de verdad no puede dejarlo unas horas, puede que tenga adicción a las criptomonedas.

Comienza a invertir a oscuras

Según la Clínica Mayo, un importante síntoma de que se tiene una adicción es que se intente llevar a cabo en secreto. Guardar a escondidas en la mochila una botella de vodka o salir a fumar en secreto. Si se levanta y revisa su cartera mientras su pareja duerme, o sus padres están viendo una película, quizás deba intentar reducirlo.

Está corriendo más riesgos de los habituales

A medida que su adicción crece, también lo hace el nivel de riesgo que está dispuesto a correr para adquirir su dosis. Es fácil cuando pensamos en términos de adicción a sustancias, pero se puede trasladar también a la adicción a las criptomonedas. Por ejemplo, ¿tiene que pedir prestado dinero para invertir? ¿O invertir desde una cuenta conjunta sin decírselo a su pareja? ¿Está invirtiendo dinero que no tiene y apostando cada vez por más?

Según un estudio de 2016 sobre mentes adictas, realmente las conexiones son diferentes en relación a las mentes no adictas. La mente adicta tiene mucho menos problema a la hora de correr riesgos que la mente no adicta. Uno se puede convencer a sí mismo de que lo que lo que hace no es un problema.

No soy adicto a las criptomonedas

“La negación no es solo un río en Egipto” (de la famosa frase en inglés de Mark Twain Denial is a river in Egypt). O algo así, el caso es que es una gran señal de que puede estar sufriendo adicción a las criptomonedas. Si resulta que se repite continuamente o le dice a la gente que no es un adicto, puede ser que en realidad lo sea.

Últimas reflexiones

La adicción a las criptomonedas puede sonar a broma y para la mayoría de nosotros no supone un gran problema tener una pequeña obsesión. Pero si resulta que se encuentra en alguna de las anteriores situaciones o empieza a reprogramar su vida, puede ir siendo hora de buscar ayuda.

Preparado por José Rodríguez

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis