¿Qué pasará cuando amaine la tormenta del ethereum?
AP Photo/Charlie Riedel
Página principal Opinión, Criptomonedas, Ethereum
Tema de actualidad
13 Julio
2684 2k

Los expertos de Bloomberg nos explican a qué se deben las subidas y bajadas del ethereum y qué impide su propagación entre los usuarios.

El ethereum (ETH/USD) ha perdido un 20% de su valor tras la venta masiva de criptomonedas de esta semana. Eso son malas noticias. Lo que es aún peor es que poco después haya recuperado un 14%. Este tipo de fluctuación solo se puede describir con una palabra: volatilidad.

La volatilidad es el enemigo de la viabilidad de una moneda que busca ser ampliamente aceptada. Todo el mundo se puso muy nervioso cuando la libra británica se hundió el año pasado tras la victoria del Brexit. Sin embargo, la caída fue de tan solo un 8%.

La inacción de los observadores del mercado de las criptomonedas cuando los precios se disparan o hunden es uno de los obstáculos para su adopción general. Un activo que sube y baja un 20% de un día para otro no es un buen medio de pago para comprar café. El ethereum ha aumentado su valor por 24 en lo que llevamos de año, con una desviación estándar diaria del 7,6%.

La llegada de las ICOs ha sido la responsable de la extrema fluctuación que han sufrido las criptomonedas recientemente. Varias monedas virtuales han registrado récords de recaudación, incluyendo Bancor, que cerró el 12 de junio después de reunir 153 millones de dólares. A principios de julio, Tezos y el grupo asiático Block One recaudaron 200 millones de dólares y 185 millones de dólares respectivamente, en tan solo 5 días, y ambos aún están abiertos a nuevos inversores.

Pero aunque estamos hablando de dólares, las inversiones en estas startups realmente tuvieron lugar en ethereum. Y puesto que la empresa eléctrica, el portero y la mayoría de los abogados no aceptan ethereum, los responsables de las empresas no tienen más remedio que convertir la criptomoneda en monedas tradicionales. Si multiplicamos esto por los cientos de ICOs que se han lanzado durante los últimos meses, nos encontraremos con una gran cantidad de criptomonedas que tienen que ser vendidas.

Los cuatro grandes ICOs recaudaron más de 500 millones de dólares en cuestión de semanas, mientras que el comercio diario de ethereum no suele superar los 350 millones al año. Imagine lo alta que es la presión de venta.

Una gran cantidad de este dinero ha sido convertido en dólares, pero los altos costes que implica esta conversión ha provocado que mucho de este dinero también se haya cambiado por bitcoins. El bitcoin sigue siendo la moneda digital dominante, con una liquidez mucho mayor, lo que ha ayudado a mantener la moneda virtual relativamente estable.

Eso explica el descenso. Pero ¿qué pasa con el rebote?

A diferencia del bitcoin, el ethereum fue creado para construir contratos inteligentes sobre su blockchain. Esa es la razón principal por la cual la moneda ha sido la protagonista de todas esas ICOs, básicamente porque las startups utilizan el ledger digital subyacente (técnicamente: ether es la moneda, ethereum es el blockchain) en sus productos y servicios.

Aquellos que esperan que el ethereum se convierta en una moneda transaccional no deben tener demasiadas esperanzas, ya que ni siquiera el bitcoin está consiguiendo la propagación que esperaban sus defensores.

Sin embargo, los días de gloria del ethereum podrían no haber llegado a su fin, ya que la moda de las ICOs todavía no ha perdido impulso, incluyendo una posible oferta masiva del editor Press.One. Con el fin de participar en esta ICO o en cualquier otra, los inversores tendrán que comprar ethereum, lo que debería impulsar los precios de nuevo. Y antes de que esto suceda, es posible que los especuladores compren muchas de estas monedas con el fin de beneficiarse de las subidas futuras.

Sin embargo, al final del ciclo de recaudación de fondos, el ethereum tendrá que ser intercambiado una vez más por dinero en efectivo, lo que hará que los precios caigan. Una y otra vez.

Sin embargo, esto no será eterno. El boom de las ICOs no durará para siempre. Si los partidarios del ethereum tienen suerte, la desaceleración de la demanda reducirá a su vez la volatilidad. Quién sabe, puede que incluso el mercado del ethereum llegue a ser aburrido.

Si pensamos en lo que sucedió con la libra británica el verano pasado, puede que aburrido no sea tan malo después de todo.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis