Por qué los hard forks son altcoins
Página principal Opinión, Criptomonedas, Altcoins
Tema de actualidad
13 Mayo
1205 1k

Jimmy Song, gurú del bitcoin, desarrollador y empresario, nos habla sobre los hard forks y por qué deben ser considerados altcoins.

Si ha llegado al mercado de las criptomonedas en los últimos 6 meses, probablemente esté confundido sobre los diferentes hard forks que están ocurriendo. Ocurren en redes de diferentes criptomonedas y algunas veces llevan a la aparición de nuevos tokens, mientras que en otros casos, no hay división. Para un principiante, todo esto puede parecer muy confuso.

En este artículo, voy a hacer distinciones que espero que arrojen luz sobre lo que son exactamente los hard forks y por qué deben ser considerados altcoins. Para examinar esta afirmación, es útil examinar primero la historia de las altcoins y ver cómo llegaron a existir, así como por qué fueron diseñadas como eran.

En el principio

El bitcoin (Bitcoin) fue la primera criptomoneda que se creó y es diferente de otras monedas por varias razones. El blockchain del bitcoin, o el libro mayor que registra qué cantidades pertenecen a qué dirección, fue lanzado en enero de 2009. El bitcoin es la moneda más antigua con diferencia y es compatible con versiones anteriores. Es decir, el software que se utilizaba al principio puede, al menos en principio, ser utilizado hoy en día.

En cierto modo, el bitcoin no tiene pares reales ya que casi todo lo demás es una especie de copia.

Altcoins

Desde 2011, otras criptomonedas comenzaron a aparecer, y sus creadores perseguían diferentes objetivos. El criterio más importante es la “honestidad” de los desarrolladores. Entonces, por ejemplo, IxCoin tenía un llamado pre-minado, es decir, los creadores de esta moneda digital dejaron una cantidad de tokens por adelantado. Se supone que la pre-adjudicación es una compensación por el desarrollo, pero esta práctica suele ser considerada deshonesta, ya que el tamaño del pre-minado es desproporcionadamente grande en comparación con el volumen de emisiones.

Otras monedas como el litecoin (LTC/USD) y Namecoin fueron percibidas como más justas y, como era de esperar, tuvieron más éxito. En particular, ninguna de los dos tenía un pre-minado y fueron anunciadas con anticipación para que cualquiera pudiera extraer cualquiera de las dos monedas.

Otra forma en la que las altcoins compensan a los desarrolladores es mediante un impuesto al desarrollador. Es decir, una parte de la recompensa del bloque se destina automáticamente a los desarrolladores. Zcash (ZEC/USD) es quizás la altcoin más famosa que emplea este sistema.

ICOs

Las ICOs (ofertas iniciales de monedas) o ventas de tokens, como se las conocía al principio, se iniciaron en 2013 con la llegada de Mastercoin. Maidsafe, ethereum y Factom son solo algunas de las primeras ventas de tokens que tuvieron lugar poco después.

Las ICOs son básicamente ofertas de altcoins con un poco de crowdfunding que proporcionan a los compradores de tokens acceso temprano al token. Se volvieron mucho más populares con el lanzamiento del ethereum en 2015, ya que la red ethereum fue diseñada en gran medida en torno a la capacidad de lanzar ICOs.

En cierto sentido, las ICOs son altcoins con una venta de tokens anterior al minado. La razón habitual para recaudar fondos de esta manera es financiar el desarrollo y la comercialización del software para el proyecto, la creación de una fundación y recompensar a los creadores del software y el white paper.

Hard forks

Técnicamente hablando, los hard forks son cambios de software incompatibles con la versión anterior que dividen una red en dos: la red que ejecuta el software original y la red que ejecuta el nuevo software. La moneda que se comercia en la red con el nuevo software es considerada un hard fork de la moneda de la red original.

El más famoso es el Bitcoin Cash (Bitcoin.Cash), que se bifurcó en agosto de 2017. Esencialmente, mantuvieron el mismo libro de contabilidad del BTC, pero agregaron un cambio incompatible con la red original (bloques más grandes y protección de reproducción a través de un hash de firma diferente) que dividió el libro de contabilidad en dos.

Problemas a los que se enfrentan las altcoins

En cierto sentido, las altcoins, las ICOs y los hard forks se enfrentan al mismo dilema. ¿Cómo obtienen valor? Han sido conjurados de la nada en su mayor parte, así que ¿por qué alguien renunciaría a algo de valor por ellos?

Hay múltiples rutas para añadir valor, pero la principal es añadir utilidad de una forma u otra. Sin embargo, añadir utilidad es bastante inútil sin algo de distribución. Y la distribución es difícil si se empieza desde cero.

Las ICOs resuelven esto más o menos a través de las redes sociales. Se distribuyen a un amplio grupo de personas que ya están interesadas en ganar dinero. El dinero recolectado puede ser utilizado adicionalmente para el mercado y para incluirlas en las bolsas de valores donde se puede producir una mayor distribución.

Algunas altcoins se basan en el boca a boca, mientras que otras intentan cosas como los airdrops. Un airdrop es simplemente regalar monedas a una cierta cantidad de personas basándose en algunos criterios arbitrarios.

Airdrop de criptomonedas: ¿qué son y cómo funcionan?

Clams regaló monedas basadas en UTXOs individuales en BTC/LTC/DOGE. Esto es como darle una pequeña cantidad por cada moneda que posea, sin importar la denominación.

Decred regaló monedas a cualquiera que se registrara. Stellar regaló monedas basándose en el bitcoin que poseían los usuarios siempre y cuando se autentificaran con Facebook. Ripple regalaba monedas a cualquiera que lo solicitara y tuviera una cuenta antes de una fecha determinada en bitcointalk.org.

En cierto sentido, un hard fork es similar a una altcoin nueva, con la diferencia de que los airdrops se llevan a cabo entre los propietarios de la moneda de la que se ha bifurcado. Por lo tanto, todos los hard forks se pueden percibir como una nueva altcoin, en el que permanece más o menos el registro antiguo, pero el software cambia de forma irreversible.

Altcoins: software + registro

La distinción aquí es útil. Cada moneda puede ser pensada como una combinación de libro mayor y software. El libro mayor es el historial de cada transacción y el software es el validador de todo el historial del libro mayor.

Las altcoins necesitan un estado inicial para sus libros de contabilidad. El registro se puede inicializar de varias maneras. Por ejemplo, los desarrolladores del litecoin lanzaron su registro desde cero. Otros creadores crean un registro en términos que son ventajosos para ellos mismos (ByteCoin). Puede crear un registro con un pre-minado vendido, como en el caso de las ICOs. Puede crear el mismo registro que otra criptomoneda (Bitcoin Cash). Incluso hay diferentes combinaciones de estas condiciones, como en el caso del Bitcoin Gold, que empleó el registro del bitcoin así como pagos adicionales para los creadores. Bitcoin Private y Bitcore usaron esquemas aún más complejos para crear sus registros.

Las altcoins también necesita software. El software es lo que valida cada libro mayor y, estrictamente hablando, cada combinación de software y libro mayor retrocompatible es en sí mismo una nueva altcoin. Cabe destacar que la combinación de un software antiguo con un registro había sido más o menos abandonado. Todo esto cambió después del hard fork del ethereum que se produjo tras el hackeo al DAO.

Esencialmente, un grupo de personas pensó que la versión anterior del software era más justa y por lo tanto lo mantuvo en funcionamiento y le dio valor. Esta moneda se llama ahora ethereum classic y fue el precursor de muchos otros hard forks que dieron lugar a ados monedas viables.

De hecho, cada hard fork conduce a la aparición de una nueva altcoin, cuyo registro se origina en el registro de la antigua criptomoneda. En muchos casos, la criptomoneda “antigua” es abandonada, ya que la comunidad llega a un consenso sobre la “nueva” moneda y no hay un equipo de desarrollo listo para apoyar el proyecto antiguo.

Incompatibilidad hacia atrás

Puesto que en la mayoría de los hard forks no existe compatibilidad con versiones anteriores, es bastante extraño que todo el historial anterior de transacciones permanezca en el registro. Después de todo, el valor de los tokens depende únicamente del saldo actual, ¿por qué no iniciar un nuevo registro que tenga en cuenta solo las nuevas transacciones? Esto podría reducir significativamente el tamaño del blockchain. Algunos hard forks, por ejemplo, BTX y BTCP, aplicaron este enfoque y sus creadores no importaron más de 150 GB del historial del bitcoin y solo importaron las partes sin utilizar (por ejemplo, UTXO), que, en el momento de publicar este artículo, es de aproximadamente 3 GB.

Sin embargo, este enfoque significará más o menos que al crear una nueva criptomoneda, la anterior no mejora. El ethereum o el Bitcoin Cash podrían hacerlo en sus próximos hard forks, pero los dos quieren ser vistos como los sucesores del antiguo blockchain y no a los creadores de uno nuevo.

Esto no es una buena noticia, ya que los nuevos registros habrían ofrecido una gran cantidad de ventajas. Cada nodo tendría menores costes de almacenamiento, rendimiento y validación, especialmente durante la sincronización inicial. En lugar de ello, los creadores de altcoins hablan sobre la solución a los problemas de la fragmentación (sharding) y nodos completos destinados únicamente para la minería, a pesar de las evidentes dificultades técnicas y de centralización.

Conclusión

El software software incompatible con versiones anteriores da lugar a la creación de una nueva moneda. En ese sentido, los hard forks no son diferentes de las altcoins.

Esto plantea cuestiones aún más delicadas, ya que no existe un estándar objetivo de lo que constituye la moneda “real” cuando esta se divide. Los encargados de calcular los impuestos de este tipo de monedas van a tener importantes problemas.

Además, la mayoría de las criptomonedas no son tan antiguas como afirman sus desarrolladores. De hecho, su edad debe contar desde la última actualización irreversible. El registro puede ser el mismo que para la versión anterior del software, pero esto no es más que una maniobra indirecta para lanzar el blockchain de una nueva criptomoneda.

El hard fork por definición implica la creación de software sin compatibilidad con versiones anteriores. El nuevo software implica que todo cambia: los pre-minados, las recompensas a los fundadores, las comisiones de desarrollo, etc. Muchos aún no se han dado cuenta del todo, ya que la mayoría de los jugadores no cambian las listas y reglas para agregar transacciones.

Espero que en el futuro, los hard forks vayan acompañados de más cambios significativos, ya que la intervención en el registro será cada vez más tentadora. Los hard forks son altcoins ya que cambian las reglas. Al principio, los cambios de reglas son razonables, pero añadir subjetividad al permitir cambios de reglas incompatibles inevitablemente dará lugar a la aparición de la política.

Como resultado, los hard forks se convierten en el punto de estrangulamiento centralizado a través del cual puede entrar la regulación. Espere que esto dé lugar a la aparición de altcoins cada vez más expuestas a los riesgos de la centralización.

La opinión del autor puede no coincidir con la posición editorial.

Preparado por José Rodríguez

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis