Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
Crew/Unsplash
Página principal Tecnología, Apple, Gadgets, Microsoft

La historia de los relojes inteligentes tiene más de una docena de años. Te contamos cómo comenzó todo.

La televisión más pequeña

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
Seiko TV Watch 1982

La historia de los relojes inteligentes modernos comenzó con Seiko TV. Aparecieron por primera vez en Japón en 1982, y el año siguiente en Estados Unidos. Y fue un verdadero milagro: un reloj con televisor y 82 canales en las bandas VHF y UHF. Además, incorporaba radio FM con sonido estéreo y, además, un cronógrafo de cuarzo. Este microordenador con dos baterías AA funcionaba durante aproximadamente cinco horas. Y su precio era de 495 $.

El Seiko TV hizo mucho ruido: el reloj llegó a los titulares de periódicos de todo el mundo. Y en 1983 incluso apareció en la muñeca de James Bond, interpretado por Roger Moore en la película "Octopussy". (Más tarde el personaje de Tom Hanks en la película "Dos sabuesos despistados" de 1987 también llevaba uno).

La pregunta era si alguien compraría este gadget. Y... resultó que no. Sus dueños tenían que utilizar una gran cantidad de cables para que el reloj funcionara como debía: uno era un receptor del tamaño de un reproductor de cassettes que se llevaba en un bolsillo, y el otro un auricular.

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
El TV watch en acción

Sí, el Seiko TV no era fácil de usar, pero lo peor de todo era que tenía una pantalla de 1,2 pulgadas. ¿Era realmente posible ver programas de televisión en esa pantalla? Sin embargo, Seiko estaba orgulloso de ello: fue una demostración de la revolucionaria tecnología de la pantalla de cristal líquido (LCD), desarrollada por la compañía para dispositivos digitales.

Estos relojes dieron dos lecciones al mundo: lo que realmente interesaba era que se podían llevar en la muñeca. No se trataba de poder ver la hora, sino de adaptar la electrónica avanzada a un cuerpo del tamaño de un sello que se ajustaba a la muñeca. Además, resultaba obvio que debido al tamaño de la muñeca humana, la pantalla era demasiado pequeña.

Ordenadores y similares

En aquellos días, Seiko lideraba la revolución del cuarzo y era la marca de relojes más importante del mundo. Un poco más tarde empezó a fabricar dispositivos electrónicos no relacionados con los relojes bajo la marca Epson.

En el año en que salió el TV watch, la compañía también desarrolló el primer ordenador portátil del mundo. Además, los experimentos continuaron con un reloj de alta tecnología: en 1984, desarrolló el reloj-ordenador RC-1000 Wrist Terminal, y en 1994 un reloj-busca llamado MessageWatch; por lo tanto, Seiko estaba introduciéndose en el mercado de las telecomunicaciones en rápido desarrollo.

Estos relojes eran más baratos y más cómodos que los buscas, tenían correo de voz y servicios de información (noticias, deportes, cotizaciones bursátiles, clima, números ganadores de lotería, etc.). Además, se sincronizaban 36 veces al día con el reloj atómico de Colorado, todo por 80 $, más una tarifa de suscripción mensual de 8,95 $.

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
Terminal de muñeca Seiko RC-1000

Ese mismo año, Timex presentó su propio reloj ordenador, el Data Link (130 $) - el primer reloj capaz de descargar información desde un ordenador. Este fue desarrollado en asociación con Microsoft y utilizaba un escáner óptico para introducir información (era capaz de descargar el programa de reuniones, cumpleaños, números de teléfono, etc. de los programas de Microsoft). El reloj fue presentado personalmente por el fundador de Microsoft, Bill Gates. Justo en el escenario, este colocó una pantalla de ordenador con un código de barras en la pantalla, y cuando se completó la lectura, mostró la misma información en la pantalla del reloj. (Este tenía suficiente memoria para alrededor de 70 mensajes).

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
Relojes Ruputer: otro paso en la evolución del reloj ordenador Seiko Instruments

En 1998, otra división de Seiko, Seiko Instruments Inc., lanzó el último y más avanzado reloj ordenador. El Ruputer Pro parecía un reloj y estaba destinado a ser utilizado en la muñeca, pero en Seiko no lo llamaban reloj; decían que era un "dispositivo periférico que se ponía en la muñeca".

Fue "el primer ordenador personal portátil del mundo". (Aparentemente, Seiko consideraba el Data Link de Timex un reloj en vez de un ordenador). El Ruputer tenía una pantalla LCD, un procesador de 3,6 MHz y una estación de acoplamiento para conectarlo al ordenador; en el reloj podías descargar datos e incluso se podía jugar a juegos. El número total de modelos fue dos: uno de 290 $ y otro de 365 $.

El siguiente paso importante fue el lanzamiento del reloj teléfono. El desarrollo de este tipo de tecnología lo han llevado a cabo los fabricantes de equipos electrónicos, ordenadores y teléfonos.

En 2000, la compañía surcoreana Samsung Electronics lanzó el primer reloj-teléfono del mercado. Este era el SPH-WP10, y permitía hablar por teléfono durante una hora y media. En 1997, el prototipo de teléfono con reloj de la compañía japonesa NTT DoCoMo atrajo una gran atención: el modelo Wristomo fue lanzado en 2003 por alrededor de 300 $. Estos relojes demostraron que el futuro ya había llegado, pero ni ellos ni los modelos de la competencia se han convertido en best-sellers. Llegó el nuevo milenio, pero los usuarios todavía no estaba preparados para ponerse nada en sus muñecas que no fuera un simple reloj.

Microsoft SPOT

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
La última vez que Bill Gates presentó un reloj inteligente en el CES 2003 de Las Vegas

En enero de 2003, Bill Gates apareció en el escenario del Consumer Electronics Show en Las Vegas. En su mano tenía un prototipo de "smartwatch" de nueva generación: podía mostrar noticias, el clima, resultados deportivos, cotizaciones bursátiles, mensajes de texto, horóscopos y mucho más; funcionaba con la ayuda de una radio FM especial creada por Microsoft.

Microsoft se asoció con cuatro compañías de relojes: Citizen, Fossil, Suunto y Swatch, que supuestamente lanzarían relojes con el nuevo software Microsoft SPOT. El reloj fue diseñado para convertirse en el primer producto de la esperada ola de "dispositivos inteligentes", ya que podían mostrar contenido de Internet directamente en la muñeca.

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
Otra foto de Bill Gates con el smartwatch Fossil en el CES 2003 de Las Vegas

En su discurso en el CES, Gates dijo que "SPOT era la siguiente evolución de lo que debería ser un reloj", y el vicepresidente de Fossil calificó la aparición de este modelo como "el acontecimiento más importante desde la invención de los relojes de cuarzo hace unos 30 años".

Sin embargo, el columnista de Bloomberg Joe Thompson escribió: "¿Por qué Microsoft presta tanta atención a estos relojes-ordenador? ¿Realmente quiere la gente tener un ordenador en sus muñecas? Por supuesto que no, tal y como lo demostró la experiencia de Seiko en la década de 1990. ¿Recuerdas el Seiko Ruputer y el Seiko Message Watch? ¿Y dónde están ahora?

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
Nick Hayek, la actriz Misha Barton y Bill Gates presentan el Swatch Paparazzi el 20 de octubre de 2004

Además, Thomson escribió: "De hecho, Microsoft está promoviendo estos nuevos relojes-ordenador porque utilizan su nueva tecnología SPOT, que planean implementar en una variedad de productos de consumo". No solo se trata de los relojes.

Y la gente realmente no compró el nuevo reloj de Bill Gates. Fracasaron, y en 2005, Microsoft cerró el servicio DirectBand de MSN. Tal y como dijo el director del Swatch Group, Nick Hayek: "Fue un fracaso total".

La llegada de Apple

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
Un Apple Watch en su prelanzamiento en Cupertino, septiembre de 2014

Una empresa llamada Pebble lanzó una nueva ola de relojes inteligentes conectados a los smartphones. En 2012, su fundador Eric Migicovsky inició una campaña en Kickstarter para financiar la producción de un smartwatch con la esperanza de recaudar 100.000 dólares. Acabó reuniendo más de 10 millones y recibió 85.000 pedidos. Durante la segunda ronda recaudó 20 millones y recibió otros 100.000 pedidos. Los primeros dispositivos fueron lanzados al mercado en 2013, y en este momento docenas de compañías estaban desarrollando sus propios smartwatch. Ese mismo año, Samsung, Sony y Qualcomm lanzaron sus propios productos, y en 2014 se unieron muchos otros fabricantes, hasta que llegó Apple.

Y cuando el dispositivo de Apple salió a la venta, Pebble fue una de sus primeras víctimas: en diciembre del año pasado, Migikovski se vio obligado a vender la compañía a Fitbit por 40 millones de dólares. Pebble simplemente no podía competir con Apple: en tres años la compañía vendió 3 millones de relojes inteligentes, y Apple, según IDC, vendió 11,6 millones de dispositivos solo durante los primeros nueve meses tras su lanzamiento.

Otra víctima fue la empresa Fossil. El Apple Watch afectó a las ventas de todos los relojes del segmento medio del mercado estadounidense, especialmente a los relojes de "moda", y Fossil era el líder en esta categoría. Las consecuencias del Apple Watch en Fossil también se vieron reflejadas en el precio de sus acciones: el día del lanzamiento del Apple Watch en abril de 2015, las acciones de Fossil se negociaban a 83,75 $, y recientemente han llegado a caer hasta los 7,75 $.

Hoy, según los expertos, Apple y Fitbit son los jugadores dominantes en el mercado de los relojes inteligentes. Por supuesto, tienen muchos competidores, principalmente entre otros fabricantes de productos electrónicos (Samsung, Suunto, LG, Garmin, etc.), pero también entre las compañías de relojes tradicionales.

La batalla por el segmento de precio medio

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
Uno de los relojes inteligentes horológicos de Frederique Constant y una aplicación de iPhone para funcionar con este

Las compañías del segmento de precio medio (entre 100 $ y 800 $), que están más amenazadas por Apple, no han dejado de luchar. Muchas de ellas han empezado a utilizar el sistema operativo Android Wear, más cómodo para este tipo de dispositivos. Los líderes aquí son las marcas de moda Fossil y Movado, y también Guess. Fossil y Movado han lanzado una variedad de los llamados "relojes inteligentes de moda" bajo diferentes marcas. (Fossil Group planea lanzarlos en 19 marcas, mientras que Movado tiene la intención de hacerlo en 7 de sus marcas).

Además, no solo Movado utiliza Android Wear, sino que también lo hacen algunas marcas suizas que compiten en el segmento premium, como TAG Heuer, Montblanc y Louis Vuitton. Frederique Constant se ha unido también a estas marcas en un intento por llevarse un trozo del pastel.

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
TAG Heuer, Google e Intel anunciaron una asociación para el lanzamiento del reloj TAG Heuer Connected en Baselworld en 2015

Mientras tanto, Casio intentó introducirse en el mercado de los smartwatch con los ProTek Smart Outdoor, que también funcionan con Android Wear. Casio se ha especializado en diseñar relojes para determinados deportes (ciclismo, esquí, kayak, pesca, trekking, etc.), con la esperanza de tener éxito en estos nichos.

Otros fabricantes japoneses, Citizen y Seiko, decidieron no competir con Apple, a pesar de que compiten con la marca de bajo coste Bulova (parte del grupo Citizen Watch). En la década de 1970, ignoraron la tecnología digital LED, apostando por las pantallas LCD, y esta resultó ser una sabia decisión. ¿Y ahora?

En 2015, el director de Citizen Watch, Toshio Tokura, dijo: "No somos fabricantes de productos electrónicos. No somos Apple. Un reloj inteligente no es el negocio en el que hemos trabajado durante muchos años".

Desde Seiko hasta Apple: La evolución del smartwatch
Samsung Gear S3, lanzado en 2016

Seiko aún no ha decidido nada sobre este problema. Akio Naito, presidente de la junta directiva de Seiko Corp. en EE. UU. y miembro de la junta directiva de la japonesa Seiko Holding Corp., afirma que la compañía ha discutido en varias ocasiones sobre este tema, y de momento ha adoptado un enfoque prudente.

El grupo Seiko fabrica relojes inteligentes bajo las marcas Epson y Seiko, pero solo para el mercado japonés. Naito es cauteloso: "No creo que debamos competir con Apple o Samsung. No necesitamos un mercado en el que tengamos que estar constantemente actualizando el software y asegurándonos de que los dispositivos sean compatibles con los numerosos smartphones del mercado". Sin embargo, según él, Seiko sigue desarrollando productos en esta área, y en el futuro podría dar el salto al mercado.

¿Qué pasará con el mercado de los relojes inteligentes en el futuro? Nadie lo sabe. Todavía no hay respuesta para algunas de las preguntas que Thompson formuló en su columna de hace veinte años: "¿afectarán estos dispositivos a la imaginación de los consumidores del nuevo siglo? ¿Esta ola creará nuevos productos y mercados, como sucedió con las tres olas anteriores del desarrollo de la relojería?

Bueno, pronto lo sabremos.

Fuente: Bloomberg

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis